GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Domingo, 27 de marzo de 2005
Imagen

La luna Europa de J?piter podr?a servir alg?n d?a como un detector gigante de las part?culas energ?ticas que provienen del espacio, seg?n han sugerido un grupo de cient?ficos norteamericanos. Adem?s ha a?adido que otros cuerpos del Sistema Solar podr?an servir de ?telescopios? para explorar el Universo inaugurando una nueva era de la astronom?a.

Las cualidades ?nicas de Europa la hacen un excelente candidato para detectar numerosos tipos de las misteriosas part?culas de alta energ?a como son los rayos c?smicos y los neutrinos, ha dicho Meter Gorham de la Universidad de Hawai que ha presentado sus ideas a la NASA en una petici?n de propuestas para futuras misiones de la Agencia.

Los rayos c?smicos son part?culas cargadas que bombardean continuamente la Tierra desde el espacio, en su mayor?a provenientes del Sol y de supernovas de nuestra galaxia. Sin embargo, desde 1960 se han observado varias docenas con energ?as tan altas que los astr?nomos no entienden como se han formado, existiendo algo que las acelera hasta 100 millones de veces m?s de lo que aqu? en la Tierra consiguen los aceleradores de part?culas.

Imagen

Se supone que estas part?culas de alta energ?a provienen de alg?n lugar m?s all? de la V?a L?ctea, pero dentro de nuestro grupo local de galaxias que se encuentra alrededor nuestro hasta los 10 millones de a?os luz de distancia. La mayor?a de las part?culas que provienen de m?s lejos no pueden ser detectadas en la Tierra porque colisionan con los fotones que quedaron tras el big bang, de manera que en estas colisiones los rayos c?smicos pierden energ?a y producen part?culas con menos masa llamados neutrinos que si pueden ser detectados.

Estudiando estos neutrinos se podr? saber m?s acerca del origen de los rayos c?smicos. Estos neutrinos son buenos mensajeros de datos ya que raramente interact?an con la materia, atraves?ndolo todo a su paso. Esto mismo crea grandes problemas para captarlos por lo que se necesitan enormes detectores para que de vez en cuando alguno interact?e con alg?n ?tomo.

Imagen

Por eso Gorham cree que el gran tama?o de Europa (similar al de la Luna) podr?a hacer que las detecciones fueran mucho m?s f?ciles. Esta luna est? cubierta de hielo que podr?a tener decenas de kil?metros de profundidad. Esta profundidad podr?a hacer la observaci?n de neutrinos m?s sencilla porque capturar?a la cascada de part?culas secundarias y la energ?a expulsada cuando un neutrino ocasionalmente golpea un ?tomo del hielo. La energ?a de una colisi?n como esta provocar?a un rayo de unos 10 metros y adem?s ionizar?a el hielo a su paso, provocando una explosi?n de radiaci?n en las ondas de radio que durar?a menos de una mil millon?sima de segundo.

Un grupo de sat?lite que orbitara esta luna podr?a detectar un pulso de radio de este tipo. Aunque el hielo de Europa no es tan blanco como el de la Ant?rtica (donde existen varios experimentos similares funcionando), su menor temperatura (-183?C) provocar?a menos interferencias de ruido termal en el pulso. Adem?s por su mayor superficie y por cubrir toda la luna, se detectar?an los neutrinos procedentes de cualquier zona.


GANA DINERO RECIBIENDO EMAILS EN TU CORREO ELECTRONICO, PINCHA EN LA IMAGEN Y AFILIATE, ES GRATIS.






?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com


(0)  | Enviar