GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

domingo, 01 de enero de 2006
Imagen

En la últimos meses un gran sunami arraso una extensa zona de Asia y india, pero se podría haberse evitado con detectores de sunamis el ultimo en INDONESIA el lugar más cercano al epicentro del terremoto ha sido también el más arrasado por las olas, la mayoría de ellas habitantes del norte de Sumatra, la región más afectada. SRI LANKA Con más de 30.000 víctimas mortales que llorar, la población de Sri Lanka se enfrenta además a las lluvias torrenciales, la INDIA Centenares de kilómetros de la paradisiaca costa de la provincia india de Tamil Nadu quedaron arrasados tras el paso de las olas asesinas. Pueblos pesqueros arrasados, comunidades enteras borradas del mapa y miles de personas que lloran a sus muertos (más de 15.000 según las últimas cifras) mientras miran con desesperanza hacia el mar TAILANDIA. El último balance público de las autoridades tailandesas establece en 5.046 muertos, de ellos 2.461 extranjeros que pasaban las vacaciones en sus idílicas playas. las zonas más turísticas del país.

La creación de los sunamis tiene tres fases generación , propagación y inundación la perturbación del fondo del mar por un terremoto que lo provoca el movimiento de una falla sobre otra eleva en agua en un instante y ciento de meros, luego se propaga por las aguas profundas del océano a velocidades de un reactor sin embargo con una longitud 600 veces de su altura es muy difícil su detección, la ola empieza a relantizarse su velocidad al alcanzar aguas someras y llega hasta las playas con una inundación pero como si fuera una marea sin altas olas. Otras veces la retractación y el amontonamiento convierten la energía de la ola en una pared gigantesca, la energía de la ola se transmite a un volumen menor de agua en cuanto se acerca a aguas poco profundas, desciende y la solapa la ola que la sigue, este incremento en la densidad de la energía aumenta su altura y su fuerza.

Imagen


Los detectores de sunamis en profundidad forman una extensa red de aviso de sunamis que están instalado en ciertos países y con la ayuda de puesto de detección de terremotos hace una combinación perfecta para combatir a los sunamis y avisar a la población de su peligro. Se componen de detectores de profundidad que dependen de refinados sensores instalados en el fondo del mar, cuando uno de estos sensores capta una ola sobre el enviara el aviso a una boya de superficie y esta transmitirá vía satélite la alarma que estudiaran los datos enviados. Pese a todo este sistema no funcionaria si la población no esta entrenada como lo hacen las poblaciones que viven cerca de una central nuclear.



¡Recomienda esta página a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar