GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Jueves, 26 de enero de 2006
Imagen

La colosal iniciativa europea de colocar en ?rbita a su propia constelaci?n para tareas de navegaci?n y posicionamiento global, independiente de los sistemas estadounidense y ruso, ech? a andar el pasado 28 de diciembre, cuando un cohete Soyuz-FG/Fregat situ? en el espacio al primer ejemplar de prueba de la familia Galileo.

Bautizado como GIOVE-A (Galileo In-Orbit Validation Element), el sat?lite de 602 kg de peso se ocupar? de demostrar diversas tecnolog?as que har?n posible el sistema Galileo, adem?s de preservar la disponibilidad de las frecuencias otorgadas en su d?a por la ITU. El programa en el que participan la Agencia Espacial Europea y la Uni?n Europea, arranca as? su carrera hacia el despliegue de la constelaci?n, que estar? formada por numerosos componentes.

Para aumentar la seguridad, la ESA encarg? la construcci?n de dos sat?lites de prueba, y lo hizo a compa??as diferentes. El primero es el GIOVE-A, pero su ?xito no quiere decir que su sucesor no vaya a volar, ya que aunque sus objetivos son id?nticos, transportar? algunos instrumentos distintos. Hasta entonces, el GIOVE-A intentar? demostrar el buen funcionamiento de sus dos relojes at?micos de rubidio, y de su compleja antena de banda L.

El lanzamiento, que ocurri? desde Baikonur, a las 05:19 UTC, se desarroll? tal y como estaba previsto. El cohete Soyuz-FG oper? bien, y su etapa superior Fregat se encendi? en repetidas ocasiones. Primero para alcanzar una ?rbita baja circular (220 km), despu?s para elevar el apogeo (220 por 23.200 km) y por ?ltimo para alcanzar la ?rbita circular primaria a unos 23.000 km de altitud (inclinaci?n: 56 grados). El sistema de propulsi?n del GIOVE-A se ocupar?a m?s adelante de elevar su ?rbita hasta los 23.600 km definitivos.

El sat?lite fue separado de la etapa Fregat unas 3 horas y 42 minutos despu?s del lanzamiento (09:01:39 UTC). Inmediatamente, entr? en contacto con las instalaciones del fabricante, la compa??a brit?nica Surrey Satellite Technology Ltd, abriendo despu?s sus paneles solares y adoptando la orientaci?n adecuada para alimentarse con la energ?a del Sol. Durante dos a?os, el veh?culo mantendr? en todo momento su antena dirigida hacia la Tierra, enviando se?ales de posicionamiento que ser?n recibidas en la superficie por receptores especiales. Adem?s, el GIOVE-A investigar? el entorno de radiaci?n en su ?rbita, para evaluar c?mo puede ?ste afectar al funcionamiento a largo plazo de sus sistemas.

Llamado originalmente GSTB-V2/A (Galileo System Test Bed Version 2), el GIOVE-A utilizar? sus dos relojes at?micos y dos generadores de se?al para cumplir su misi?n. El GIOVE-B, construido por Galileo Industries, ser? lanzado m?s adelante (finales de 1006, probablemente), equipado con un M?ser Pasivo de Hidr?geno (PMH), cuya precisi?n ser? a?n mejor, pues su estabilidad alcanzar? el nanosegundo por d?a, la mejor hasta la fecha para un reloj enviado al espacio. En la constelaci?n Galileo se usar?n dos PMH por sat?lite, con dos relojes de rubidio como reserva.

Despu?s del GIOVE-A, se lanzar?n cuatro sat?lites para validar otros aspectos del programa (2008), como el segmento terrestre. Finalizada la fase de validaci?n (IOV), se continuar? con el lanzamiento de los restantes componentes de la constelaci?n (hasta los 30 veh?culos, en 2010). Sus servicios se emplear?n en todo tipo de sistemas de transporte, construcci?n, telecomunicaciones, etc.

A diferencia de sus hom?logos estadounidense y ruso, controlados por estamentos militares, el sistema Galileo ser? civil y de mayor precisi?n (hasta 1 metro normalmente, pero inferior en casos excepcionales), garantiz?ndose su uso para sus usuarios. Costar? m?s de 4.000 millones de d?lares.

GANA DINERO RECIBIENDO EMAILS EN TU CORREO ELECTRONICO, PINCHA EN LA IMAGEN Y AFILIATE, ES GRATIS.






?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar