GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Jueves, 26 de enero de 2006
Imagen

No pocas veces se ha tratado de correlacionar las apariciones de ovnis con la muerte o desaparici?n misteriosa de animales en determinadas zonas.

A partir de 1974 comenzaron a publicarse noticias sobre casos de animales muertos misteriosamente en diversos puntos de Estados Unidos como Kansas, Nebraska, Iowa, Dakota del Sur, Colorado, Oklahoma, Minnesota.

A muchas de las v?ctimas les faltaba alg?n ?rgano (oreja, lengua, nariz, rabo u ?rgano reproductivo) mutilado con aparente precisi?n. Adem?s los animales muertos aparec?an "completamente sin sangre, como si su cuerpo hubiese sido secado con una aguja".

En Puerto Rico, de febrero a julio de 1975, ocurrieron numerosas muertes de animales en circunstancias casi id?nticas coincidiendo en la misma zona geogr?fica con docenas de casos ovnis y con otros fen?menos supuestamente afines.

Justamente veinte a?os despu?s de los sucesos del llamado "vampiro de moca", como se acu?? popularmente a la bestia y oportunamente rese?ado en STENDEK por el ingeniero Sebasti?n Robiou Lamarche -n?meros 22 y 23- se ha repetido el fen?meno de las muertes misteriosas de animales.

Agradecemos a nuestro compa?ero de Puerto Rico su colaboraci?n en el aporte de informaci?n, as? como las ideas que hemos tomado prestadas de sus hist?ricos art?culos.

EL CHUPACABRAS APARECE EN PUERTO RICO
El nacimiento del chupacabras, al menos en su edici?n moderna, se remonta al mes de marzo de 1995, cuando los vecinos de los municipios de Orocovis y Morovis en el interior de Puerto Rico descubrieron que los animales de las granjas eran atacados de una forma sensiblemente diferente a la habitual en los animales salvajes o en el hombre.

Conejos, pollos, cabras, etc. empezaron a ser encontrados totalmente desangrados, apareciendo los cad?veres con un simple y peque?o orificio, especialmente en la garganta. La plaga se extendi? por la isla r?pidamente.

Las primeras descripciones del misterioso asesino no aparecieron hasta seis meses despu?s de la aparici?n de la epidemia. Fue en septiembre del pasado a?o cuando fue observado por Madelyne Tolentino, una ama de casa de Can?vanas, al este de San Juan.

?sta y otras observaciones paralelas lo bautizaron en la zona como "El canguro" y "El conejo".

Las descripciones lo presentaron como una horrosa entidad semejante a un canguro con colmillos y con un abombamiento en sus en sus ojos rojos y sus bocetos corrieron por toda la ?nsula.

Y por gracia del uf?logo Jorge Mart?n, a trav?s de INTERNET, la imagen se extendi? al resto de la civilizaci?n.

Pero en Puerto Rico se iban sumando cad?veres al guarismo del vampiro. Nuevos aterrorizados testigos hac?an sus descripciones y los artistas daban forma a sus palabras: humanoides, depredadores de pata hendida y retorcidas g?rgolas de catedral. El terror estaba sembrado en las zonas rurales.

Las autoridades municipales organizaron unas doscientas partidas para capturarlo. Sectores pol?ticos reclamaron una investigaci?n oficial a un gobierno que ignoraba los dantescos hechos.

Algunos cient?ficos se?alaron que los responsables deb?an ser monos, perros u otro animal ex?tico que habite libremente en el pa?s. Las necropsias no establecieron un patr?n ?nico de muerte: traumas en el cuerpo, infecciones bacteriales, perdida de sangre.

Pero los canovenses que dec?an haberlo visto, estas teor?as estaban muy lejos de la realidad: Yo quisiera tener de frente a la gente que dice que el "chupacabras" es un perro o un mono, que me les voy a reir en su cara. No hay quien me diga que el monstruo ese que yo vi era real. Yo lo vi con estos ojos y no estoy loco, se?al? exaltado el pescador Luis Angel Guadalupe.

El hombre narr? que hace un par de meses se encontraba pescando con su cu?ado cuando de pronto "una cosa horrible y con alas" se le present?. Del susto el pescador solt? lo que ten?a entre manos y se fue corriendo.

Entonces nos persigui? a m? y a mi cu?ado hasta llegar a mi casa. Despu?s de ese d?a no lo he vuelto a ver

Durante las primeras semanas de 1996, los ataques del chupacabras comenzaron a menguar, pese a que las referencias de la prensa sobre su actividad no hab?an disminuido.

Las temperaturas en esa ?poca del a?o son fr?as con lo que se pens? en una posible hibernaci?n en las monta?as de la selva tropical de El Yunque, o en alguno de los muchos sistemas de cavidades que hay en las isla, especialmente alrededor de Aguas Buenas, a unos 50 kil?metros de San Juan.

Pero la tranquilidad no durar?a mucho. Las alas del maligno ensombrecieron de nuevo la vida de los portorrique?os.

A principios de marzo Arturo Rodr?guez, un granjero del Barrio Sumidero, en Aguas Buenas, notific? la p?rdida de 30 gallos luchadores y gallinas. Los animales ten?an punzadas en su garganta y en el cuerpo.

Se afirma que agentes del Departamento de Recursos Naturales realizaron una investigaci?n in situ.

El s?bado 9 de marzo, un chico llamado Ovidio M?ndez estaba enterrando una gallina muerta cuando observ? un extra?o ser de 1,20 de altura caminando a dos patas. Su cuerpo era gris obscuro, pose?a ojos alargados rojos, largos colmillos y las manos en forma de garra.La policia no encontr? nada.

De todas formas no todas las personas estaban de acuerdo en que el Chupacabras fuera el responsable de las muertes de los animales. Una mujer cre?a que su conejo hab?a sido asesinado por un perro.

Como suele pasar en estos casos, a falta de una explicaci?n que resulte suficientemente convincente, las especulaciones comienzan a correr.

As? aparecieron sofisticados argumentos sobre perros con un colmillo, un simio delincuente, inconfesables experimentos gen?ticos y, c?mo no, alien?genas. O el propio diablo cuando uno de los testigos afirm? que la aparici?n estuvo acompa?ada de un "olor fuerte a sulfuro".

Tambi?n fue detenida una santera, acusada de matar a los animales dom?sticos para sus ritos, pero es evidente que no pod?a ser la causante de todas ellas. Se dijo que deb?an ser diversos grupos Yoruba, pero lo cierto es que eso contradecia la hip?tesis oficial hasta el momento: monos o perros.

La matanza continu? en el Barrio Sumidero, especialmente en los sectores de La Ara?a, La Vega y la Capilla donde centenares de animales dom?sticos, pollos, patos, ocas e incluso algunas cabras, corderos y vacas, fueron desangrados.

En uno de los ataques, adem?s de las muertes causadas, el agresor arranco de sus goznes una puerta met?lica de 4,8 metros por 4,2.Tal desproporcionada prueba de fuerza no hizo sino aumentar el terror de los habitantes de la zona.

En esos momentos el fen?meno del chupacabras ya hab?a trascendido las fronteras insulares y se hab?a extendido entre las colonias hispanoparlantes de Florida y Texas superando el ?mbito de lo paranormal hasta el punto de que abrieron restaurantes con tan pintoresco nombre, un grupo m?sica de salsa se apodaba "Los chupacabras" y se conceb?an otros proyectos.

Internet tambi?n dispon?a de su propio escenario en el World Wide Web. Los avispados comerciantes pronto lanzaron sus camisetas y otros productos con el retrato robot del sangriento devorador.

La bestia tambi?n inund? las tiras c?micas y los escenarios comenzaron a tomarlo en consideraci?n.

El caso m?s notable es el de M?xico donde las vi?etas de s?tira pol?tica han identificado al antiguo presidente Carlos Salinas de Gortari como un aut?ntico vampiro.

Diarios y revistas como The New York Times, Time International, The Washington Post, El Diario la Prensa (Nueva York) y Florida Today hab?an publicado art?culos sobre los acontecimientos.

Can?vanas y su alcalde, Jos? "Cheno" Soto Rivera, organizador de las expedicionaes para capturar a la fiera, hab?an sido inmortalizados por las c?maras de televisi?n del continente.

En los estados norteamericanos, la historia de este fabuloso canguro se ha mezclado con las del Diablo de Jersey, un personaje procedente de la mitolog?a ind?gena y cuya presencia se denota en los ?ltimos 260 a?os, cont?ndose 2.000 supuestos testigos, siendo un cl?sico dentro de la zoolog?a fant?stica o criptozoolog?a.

Conforme crec?a el alud en Puerto Rico, aparec?an nuevas especulaciones, generalmente gratuitas y a cual m?s pintoresca.

As? el hermano Carmelo, un ejemplo de los autotitulados como ps?quicos, pontificaba que las mutilaciones proced?an de "una raza de vampiros que se complacen con la sangre animal" y que s?lo se puede terminar con ellos usando "un rayo l?ser o una bala de plata".

Con sus dotes clarividentes afirm? que estos seres no atacan a los humanos porque la sangre est? demasiado infectada de toxinas y de grasas...

Por su parte, un grupo ufol?gico de corte fan?tico conocido con el acr?nimo de NOVA indic? que el chupacabras era una de las 20 criaturas que hab?an descendido a la Tierra procedentes del espacio.

Su repugnante misi?n consistir?a en realizar experimentos con sangre humana con el objetivo de liberar perniciosos virus como el VIH causante del SIDA. Este grupo paranoico se dedic? a acosar a testigos e investigadores indic?ndoles que contaba con el respaldo de "una organizaci?n secreta del gobierno".

Sus actividades no se detuvieron hasta que fueron expuestas por el uf?logo Jorge Mart?n en su programa de radio Ovnis Confidencial.

Sobre Puerto Rico recae la p?sima reputaci?n de ser campo de pruebas para armas secretas experimentales que van desde la Talidomida hasta armamento radiactivo, por lo que no fue dif?cil que algunos creyeran que el chupacabras era el resultado de un experimento gen?tico cuya salvaje actividad hab?a sido concebida por el gobierno norteamericano.

Pero las teor?as no terminan aqu?. Otros vincularon la llegada del chupacabras a la vieja e infundada creencia de que en Puerto Rico existen t?neles que unen la isla con territorios continentales, especialmente con los Pirineos y Sudam?rica.

Incluso se sugiri? que la criatura hab?a acudido desde el M?s All? durante una obscura ceremonia de santer?a. Esta macabra creencia tiene mayor predicamento entre quienes han sufrido da?os causados por el chupa-cabras como si hubiesen sido v?ctimas de alg?n tipo de brujer?a o maldici?n que perjudicara su hacienda.

No obstante, la idea m?s extendida es que se trata de un ser alien?gena, no en vano Puerto Rico se ha caracterizado siempre por una gran cantidad de avistamientos OVNI, lo que ha llevado a muchos a considerar a la isla americana como una zona caliente del planeta.

Estas mutilaciones tendr?an el mismo origen que las que se produjeron con anterioridad preferentemente en el Medio Oeste americano, donde numerosas cabezas de ganado aparecieron halladas sin sangre ni gl?ndulas endocrinas.

Esto se deber?a a una atrofia del tubo digestivo de los alien?genas, lo que motivar?a consumir un preparado con la sangre y las gl?ndulas endocrinas que absorber?an a trav?s de la piel. Esta explicaci?n ha sido apuntada entre otros por Salvador Freixedo.

Los extraterrestres, mediante una t?cnica gen?tica habr?an creado un animal que cumplir?a la misi?n de chupar la sangre.

EL CHUPACABRAS LLEGA A M?XICO
El 1 de mayo de 1996 un reportaje en el programa de noticias Primer Impacto de la televisi?n mexicana alertaba a la poblaci?n sobre el creciente n?mero de mutilaciones animales en las regiones de Jalisco, Sinaloa y Veracruz, especialmente esta ?ltima en las poblaciones de Las Trancas, Tlaliscoyan y Nachital, cuya econom?a gira en torno al ganado caprino.

Sin embargo la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Veracruz no realiz? ninguna investigaci?n argumentando que se hab?an enterado a trav?s de los medios de comunicaci?n. La opini?n de los expertos fue que se trataban de ataques de coyotes o murci?lagos.

Las primeras especulaciones hablaban de una nueva especie de murci?lago gigante de metro y medio de tama?o y un peso de unos 9 kg que podr?a haber inmigrado procedente de Sudam?rica, algo as? como los enjambres de abejas asesinas africanas.

Jos? Burria, del Departamento de Agricultura Federal, atribuy? por su parte las muertes a alg?n coyote o felino, posiblemente exacerbado por la sequ?a en el norte del pa?s.

Claro que no supo indicar por qu? no hab?an ocurrido nunca antes en situaci?nes semejantes.

Mientras, las historias corr?an gracias a una prensa siempre ansiosa de aumentar sus dividendos, destacando en esta labor los peri?dicos Sol de Sinaloa y Sol de Occidente.

El miedo se iba extendiendo y las econom?as locales percib?an los efectos de la poca predisposici?n a salir de sus hogares, sobre todo de noche, por parte de lugare?os de las peque?as poblaciones del norte de M?xico.

Ellos argumentaban que un humanoide mujer-lobo aullaba y gem?a en la obscuridad. Este hecho tiene, seg?n se dice, un precedente en la inusual ola de mutilaciones animales que asol? la Rep?blica Dominicana en 1978.

Las noticias de que seres humanos hab?an sido atacados por el chupa-cabras encendi? mucho m?s los ?nimos.

Teodora Reyes, vecina del villorrio Alfonso Genaro Calder?n (sic), en el estado de Sinaloa, mostr? por televisi?n unas extra?as "marcas de mordiscos", que en realidad parec?an laceraciones o quemaduras, producidas por una garra del chupa-cabras.

Sin embargo ella no fue la ?nica. Angel Pulido, un granjero radicado en el estado de Jalisco, mostr? pinchazos semejantes en su brazo derecho debidos, seg?n se?al?, a un gigantesco murci?lago que se parec?a a una bruja (!). Y el alud aumenta de volumen conforme progresa por la ladera descendente y aparecen nuevas "v?ctimas" con pinchazos en puntos diversos del cuerpo y de los que no pose?an conciencia.

En el estado de Nayarit, la policia judicial, seg?n se dice, abri? fuego contra un chupacabras en plena fuga antes de saltar una cerca de 1,80 m.

UN POCO DE SOCIOLOG?A
En ninguno de los dos paises se ha prestado una atenci?n especial a los sucesos desde la perspectiva oficial.

En M?xico las autoridades federales han reiterado que todos los incidentes investigados apuntan a que se trata de lobos o coyotes.

Sin embargo, Marielena Hoyo, directora del Zoo Chapultepec de la ciudad de M?xico, reconoci? la antig?edad hist?rica de los sacrificios de animales y se refiri? a una descripci?n del Lev?tico en la que se denota el uso de herramientas perforadas para derramar la sangre animal para prop?sitos rituales, a lo que a?adi? que la seguridad de su instituci?n hab?a sido reforzada por si alguien quer?a emular al chupacabras.

Pese al poco tiempo transcurrido desde la aparici?n de este particular vampiro, r?pidamente se manifest? un fen?meno social y comercial entorno a la bestia.

Aparecieron llaveros, camisetas y viajes tur?sticos por los pagos donde el depredador exib?a sus mejores aptitudes.

Algunos medios de comunicaci?n han jugado un rol fundamental en la expansi?n entre la comunidad hispana allende Puerto Rico del fen?meno del chupacabras.

Tony Zavaleta, un antrop?logo de la Universidad de Texas en Bronsville, indic? que los noticieros, con sus diarios y cr?dulos reportajes, hab?an convertido al chupacabras en una leyenda.

De acuerdo con Mark Glazer, un antrop?logo de la Universidad de Texas-Pan American en Edimburg, esta leyenda es estable y duradera como lo es Nessie en el lago Ness.

El experto en folklore, James Griffith, de la Universidad de Arizona, cree que el crecimiento de la leyenda desde su germen inicial es una maravilla de la era electr?nica, un invento popular transmitido por radio y TV.

Tambi?n a?adi? que estaba interesado en ver si el chupacabras alcanzara el estatus de animales legendarios como La Corua, una serpiente acu?tica, o el Carbuncho, un peque?o animal de cuatro patas, a veces con alas, que despide luz en su frente, lo que permite ser observado en los campos del norte de Sonora.

CONCLUSI?N
De lo poco que estamos seguros es que es un hecho el incremento de las muertes de animales "vampirizados" en Puerto Rico y M?xico.

Se ha informado ya de casos en Costa Rica, El Salvador desde abril, Guatemala e incluso en la Amazonia. En Florida en marzo y desde abril en otros puntos de EE.UU como Cambridge (Massachussets), la ciudad de Nueva York, Nueva Jersey, San Antonio, San Francisco y Mosc? en Rusia.

Tambi?n se ha sabido que en 1993 una b?stia de comportamiento semejante atac? en Bulgaria causando varias muertes humanas, seg?n consta en la prensa del momento.

En Puerto Rico los cient?ficos han atribuido los "ataques vamp?ricos" a caninos, de una rara variedad de un solo colmillo quiz?s y a fieros macacos.

En M?xico, fueron coyotes y murci?lagos, con su car?cter distorsionado por la sequ?a.

Los testigos y propietarios de animales han sido calificados como incompetentes, desinformados e incluso mentirosos.

El bi?logo Cedar Garc?a acuso a Jorge Mart?n y a Salvador Freixedo de ser "charlatanes" despu?s de su aparici?n en la televisi?n p?blica de Puerto Rico. Esc?pticos y reputados uf?logos coinciden: fraudes, exageraciones e histeria.

Sin embargo para muchos quedan preguntas en el aire.

?Por qu? una sola marca de pinchazo?. ?C?mo puede penetrar con suficiente profundidad en animales vivos para extraer su sangre?. ?Que tipo de extra?a baba es la que deposita sobre sus v?ctimas?. Y sobre todo ?Qu? est? viendo la gente?. Quiz? todo sea el mito de la bestia extraterrestre, pero vale la pena estudiarlo.

CANGUROS SANGUINARIOS DEL ALL?
No es la primera vez que se escuchan historias sobre seres en forma de canguros con desmedido gusto por la muerte.

En los a?os 50, en Tucson, Arizona, corr?a de boca en boca la existencia de una bestia que atacaba a los reba?os en forma de canguro y rata, pero en los a?os sesenta desapareci?.

Durante los a?os sesenta y setenta aparecieron referencias a este tipo de seres en los tabloides norteamericanos, incluso se fotografi? en Nebraska.

Estos hechos no son aislados sino que est?n imbricados en el folklore norteamericano.

En 1934 un canguro bebedor de sangre caus? p?nico en la zona austral de Tennessee.

Sus ataques fueron espeluznantemente semejantes a los del chupacabras, marcados por la muerte de ganado, mutilaciones en animales y otras v?ctimas de sus temidos ataques nocturnos. Otra de sus particularidades era su velocidad para desvanecerse.


GANA DINERO RECIBIENDO EMAILS EN TU CORREO ELECTRONICO, PINCHA EN LA IMAGEN Y AFILIATE, ES GRATIS.






?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar