GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

S?bado, 28 de enero de 2006
Imagen

La agencia espacial estadounidense ha dado a conocer los resultados de su iniciativa Exploration Systems Architecture Study, un estudio que define las caracter?sticas del futuro retorno de los astronautas de la NASA a la superficie de la Luna y m?s all?.

El trabajo efect?a recomendaciones espec?ficas sobre el dise?o del veh?culo que llevar? a los astronautas y de los cohetes que se emplear?n para ello, en el marco del programa Vision for Space Exploration, propuesto por el Presidente Bush.

El veh?culo espacial de nueva generaci?n que sustituir? a la lanzadera espacial ser? b?sicamente parecido a la antigua c?psula Apolo, aunque dotada de los ?ltimos adelantos y una capacidad para hasta seis tripulantes. Con sus 5,5 metros de di?metro, podr? volar con astronautas o de manera autom?tica. Su dise?o es tal que permitir? su empleo para llevar a relevos de tres astronautas hacia la estaci?n espacial internacional, cuatro personas a la ?rbita lunar y hasta seis en direcci?n a Marte.

El cohete que transportar? a esta nave hasta la ?rbita terrestre utilizar? tecnolog?a de propulsi?n derivada del programa Space Shuttle. En concreto, usar? uno de sus aceleradores s?lidos de cuatro segmentos, unido a una etapa superior criog?nica equipada con un motor principal SSME. Ello le permitir? satelizar 25 toneladas. Gracias a su disposici?n en l?nea, y a un sistema de aborto en vuelo, ser? diez veces m?s seguro que la actual lanzadera espacial. Aprovechando esta tecnolog?a, la NASA ahorrar? mucho dinero y tiempo de desarrollo. Adem?s, tanto los aceleradores s?lidos SRB como los motores SSME ya han sido certificados para vuelos tripulados. No menos importante es el hecho de que se dispone de todo lo necesario para su producci?n.

Para los vuelos a la Luna, la NASA desarrollar? un cohete igualmente derivado de la tecnolog?a de la lanzadera. Consistir? en un cuerpo central (un tanque externo modificado) equipado con cinco motores criog?nicos SSME, unido a dos aceleradores s?lidos SRB de cinco segmentos. Permitir? enviar 106 toneladas a la ?rbita terrestre, o 125 toneladas si incorpora un m?dulo de propulsi?n superior para abandonar la Tierra en direcci?n a nuestro sat?lite. El cohete se emplear? para misiones de carga, pero podr?a ser adaptado para transportar tripulaciones si fuera necesario. Mientras, podr? llevar a bordo el futuro m?dulo de alunizaje, al cual se unir?n los astronautas con su nave, tras despegar paralelamente mediante su propio cohete.

La NASA lanzar? sondas de exploraci?n entre 2008 y 2011 para analizar la superficie de nuestro sat?lite. Con la informaci?n que proporcionen se designar?n los mejores lugares para el alunizaje tripulado, incluyendo aquellos que posean recursos que puedan ser explotados para futuras iniciativas (minerales, agua, etc.).

El plan de la agencia para desarrollar las naves y los cohetes que permitan volar a la Luna a partir de 2018 costar? unos 100.000 millones de d?lares. El cohete pesado pondr? en ?rbita baja una etapa de escape y el m?dulo de alunizaje. Despu?s, el llamado CEV (Crew Exploration Vehicle), con su tripulaci?n, se unir? al conjunto. La etapa de escape se encender? y se iniciar? el viaje a la Luna. Tres d?as despu?s, se alcanzar? la ?rbita lunar. Los cuatro astronautas penetrar?n en el interior del m?dulo de alunizaje e iniciar?n el descenso, dejando la c?psula atr?s. El m?dulo podr? posarse en cualquier lugar de la Luna, y proporcionar los recursos de subsistencia necesarios para estancias de siete d?as. Despu?s, la tripulaci?n volver? a la c?psula mediante la zona superior del m?dulo lunar, ahora convertida en m?dulo de servicio. Este ayudar? a regresar a la Tierra con su sistema de propulsi?n. Finalmente, la c?psula se separar? y usar? su escudo t?rmico para protegerse del descenso atmosf?rico, que lo llevar? hasta tierra firme (no sobre el mar, como en el Apolo).

La NASA espera realizar al menos dos misiones lunares al a?o, suficiente para construir un asentamiento permanente donde prolongar las estancias e intercambiar tripulaciones cada seis meses. El polo sur lunar es un candidato perfecto para la instalaci?n de esta base. Con todos los elementos suficientemente probados, podr? empezar a plantearse el viaje a Marte.


?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar