GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Lunes, 30 de enero de 2006
Imagen

A los humanos nos sigue resultando dif?cil asumir correctamente la mec?nica que gobierna a las reflexiones en un espejo, pese a que los utilizamos a diario en la vida cotidiana. Un estudio lo demuestra de manera detallada.

El Dr. Marco Bertamini, de la Escuela de Psicolog?a de la Universidad de Liverpool, llev? a cabo diversos experimentos cubriendo un espejo en una pared e invitando a los participantes a caminar a lo largo de una l?nea paralela al espejo.

Les pidi? que dedujesen el punto en el cual ser?an capaces de ver su reflejo. Los resultados han mostrado que las personas suelen creer que pueden verse incluso antes de que est?n al nivel del borde m?s cercano del espejo.

"Las personas tienden a no entender que es importante la situaci?n del espectador en la visibilidad en un espejo", explica el Dr. Bertamini. "Un buen ejemplo de esto es lo que nosotros llamamos el Efecto de Venus, ya que est? relacionado con muchas pinturas famosas de la diosa Venus mir?ndose en un espejo peque?o. Si usted fuera a mirar estas pinturas asumir?a que Venus est? admirando su propio rostro, porque usted ve la cara de ella en el espejo. El punto de vista de ella, sin embargo, es bastante diferente del suyo: si usted puede verla a ella en el espejo, entonces ella le ver?a a usted".

Tambi?n se pidi? a los participantes que estimaran el tama?o de la imagen de su cabeza tal como aparece en la superficie del espejo. Ellos estimaron que ser?a de un tama?o similar a su cabeza f?sica. Sin embargo, los participantes basaron su respuesta en la imagen que ellos vieron "dentro" del espejo en lugar de en la imagen aparecida en la superficie del mismo. No reconocieron que la imagen en la superficie del espejo era la mitad de grande que el tama?o real del observador. Pasaron por alto que un espejo siempre est? a medio camino entre el observador y la imagen que aparece "dentro" del espejo.

Los espejos nos hacen ver objetos virtuales que existen en un mundo virtual; ellos son las ventanas hacia ese mundo. Por una parte, confiamos en lo que vemos en ellos, pero tambi?n sabemos que se trata de un mundo sin existencia f?sica. Esta es una de las razones de la fascinaci?n de las personas, a lo largo de la historia, por los espejos.

GANA DINERO RECIBIENDO EMAILS EN TU CORREO ELECTRONICO, PINCHA EN LA IMAGEN Y AFILIATE, ES GRATIS.






?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar