GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Martes, 31 de enero de 2006
Imagen

Las muestras de polvo interplanetario y cometario tra?das por la c?psula de descenso de la sonda Stardust podr?an transformar nuestra comprensi?n del origen del Sistema Solar. Tras siete a?os de viaje, el veh?culo ha cumplido con creces su misi?n.

Los precedentes, la llegada de la c?psula Genesis en septiembre de 2004, cuando el fallo en la extensi?n de los paraca?das provoc? su impacto contra el suelo, no permit?an observar la crucial maniobra de la Stardust con una total tranquilidad.

La recuperaci?n segura de las muestras que transportaba era un requisito indispensable para calificar a esta misi?n como un ?xito completo, despu?s de siete a?os de periplo espacial sin problemas. Lanzada el 7 de febrero de 1999, la Stardust tuvo un encuentro con el cometa Wild 2 el 2 de enero de 2004. Pasando a 241 km de su n?cleo, fotografi? el astro y captur? en su colector de aerogel un gran n?mero de part?culas de polvo procedentes del cometa. Formado en el exterior del Sistema Solar, el Wild 2 est? hecho con los mismos componentes primigenios que sirvieron para dar forma a los planetas, sin alterar por el paso del tiempo, como ha ocurrido en la Tierra. Su estudio nos aportar? mucha informaci?n sobre los ingredientes b?sicos que exist?an antes de la creaci?n de nuestro sistema planetario.

El colector de muestras, que tambi?n hab?a recogido polvo interplanetario durante el viaje, qued? finalmente guardado en el interior de una c?psula de descenso dise?ada para soportar el paso por la atm?sfera terrestre y aterrizar en la superficie de nuestro planeta. Ahora, dos a?os despu?s de su paso por el Wild 2, la Stardust ha vuelto a acercarse a la Tierra. Dictada por la f?sica y la mec?nica celeste, la trayectoria de la sonda llevar?a al veh?culo a un encuentro nocturno con nuestro planeta, y a una velocidad de reentrada que es la m?s elevada experimentada jam?s por una nave espacial.

La Stardust realiz? su ?ltima correcci?n de trayectoria a las 05:53 UTC del 14 de enero, a 706.000 km de la Tierra. Sus motores actuaron durante 58,5 segundos, aportando un cambio de velocidad de 4,64 km/h. A las 18:30 UTC, sobrepasaba la ?rbita de la Luna. Por fin, el d?a 15, a las 05:57 UTC, se activaba la secuencia de ?rdenes que se iniciaba con la separaci?n de la c?psula, llamada SRC (Sample Return Capsule). Se cortaron los cables que la conectaban con la nave nodriza y unos muelles la empujaron hacia fuera. Confirmada la operaci?n, la Stardust encendi? sus motores brevemente a las 06:13 UTC, desviando su ruta para impedir su choque contra la Tierra. Pas? junto a ella, roz?ndola, a las 10:00 UTC, y volver?a a cruzar la ?rbita lunar a la 01:30 UTC del 16 de enero, dispuesta a realizar otra vuelta alrededor del Sol.

Mientras tanto, la SRC se hab?a acercado definitivamente a la atm?sfera terrestre, la cual contact? a las 09:57 UTC del 15 de enero, a unos 125 km de altitud. Equipado con un escudo t?rmico protector, el veh?culo empez? inmediatamente a desacelerar, reduciendo su velocidad desde unos m?ximos 46.440 km/h, la m?s alta alcanzada hasta la fecha, tras el r?cord anterior protagonizado por la c?psula de la astronave Apolo-10. La nave autom?tica hab?a cruzado la distancia Tierra-Luna en tan s?lo 16 horas y 27 minutos, mientras que las misiones tripuladas Apolo precisaban de tres d?as para cubrir el mismo intervalo.

El paraca?das de estabilizaci?n se abri? a las 11:00 UTC, a 32 km de altitud. Los controladores respiraron entonces m?s tranquilos, porque aunque el paraca?das principal no se hubiera abierto, la c?psula habr?a reducido la velocidad lo suficiente como para que su impacto no fuera letal para sus contenidos. Cuatro minutos despu?s, a 3 km de altitud, este ?ltimo tambi?n se abri?, y comenz? un descenso mucho m?s suave.

El veh?culo, siempre mantenido dentro de la amplia elipse del lugar de aterrizaje designado, se desvi? un poco hacia el norte debido a los fuertes vientos. A las 10:10 UTC, se posaba en el suelo del Utah Test and Training Range (UTTR), donde un dispositivo pirot?cnico cort? los cordones de su paraca?das, evitando que fuera arrastrada. Una baliza, asimismo, inform? de su situaci?n a las fuerzas de rescate. Su descenso fue observado por varias c?maras infrarrojas y radares, que facilitaron su localizaci?n a los pocos minutos. Un primer helic?ptero se pos? junto a la valiosa astronave, y otros sobrevolaron la zona ilumin?ndola. Varios especialistas, que se hab?an entrenado repetidamente durante meses, recogieron la c?psula y la introdujeron en el helic?ptero Vertical 1, el cual la llev? hacia el Michael Army Air Field, Dugway Proving Ground.

Despu?s de 4.500 millones de kil?metros recorridos, la c?psula de la Stardust estaba de nuevo en casa. Su primera parada en el aer?dromo del Ej?rcito ser?a una sala limpia, donde los cient?ficos la revisar?an concienzudamente, informando sobre su excelente estado de salud. Despu?s, ser?a preparada para su traslado hacia Houston, en el Johnson Space Center, donde sus contenidos ser?n analizados por los investigadores durante a?os.

En cuanto a la nave nodriza, la Stardust, la NASA estudiar? propuestas de utilizaci?n para los pr?ximos a?os. Sigue equipada con c?maras, instrumentos y combustible que le permitir?an realizar otros encuentros ?tiles con asteroides y cometas en un futuro cercano. La salud de sus sistemas hace prever que a?n podr? operar durante mucho tiempo.

GANA DINERO RECIBIENDO EMAILS EN TU CORREO ELECTRONICO, PINCHA EN LA IMAGEN Y AFILIATE, ES GRATIS.






?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar