GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Domingo, 05 de febrero de 2006
Imagen

Aunque a?n no se ha producido una explicaci?n oficial y precisa de lo ocurrido, todo parece indicar que la misi?n Cosmos-1, la primera misi?n operativa de una vela solar, se perdi? durante su lanzamiento el pasado 21 de junio.

El problema se produjo en su cohete portador Volna, un misil modificado lanzado desde un submarino, el cual no funcion? adecuadamente durante la fase de propulsi?n.

Como estaba previsto, el despegue se efectu? puntualmente desde el submarino Borisoglebsk, estacionado en el mar de Barents, a las 19:46 UTC. A partir de aqu?, los acontecimientos se desarrollaron de forma confusa. Los representantes de la Planetary Society, quienes, junto a la empresa Cosmos Studios, han patrocinado la misi?n, siguieron el vuelo desde una instalaci?n port?til. Sin embargo, transcurridos unos 25 minutos del despegue, no hab?an recibido a?n noticias de la detecci?n de la nave (Solnechny Parus). Varias horas despu?s, el an?lisis de la telemetr?a segu?a siendo confuso, y el Space Command americano tampoco hab?a localizado el veh?culo de 103 kg de peso en ?rbita.

Sobre las 23:00 UTC, la Planetary Society emit?a un comunicado oficial que indicaba que no pod?a confirmarse la inserci?n orbital de la nave. Las primeras noticias de agencia suger?an que el lanzamiento hab?a fallado por un problema en el cohete, unos 83 segundos despu?s del despegue. Posteriores informes sugirieron que la primera etapa del vector no se hab?a separado de la segunda, y que el vuelo hab?a finalizado unos 160 segundos despu?s de la partida.

Pero la Planetary Society se resist?a a?n a confirmar el fallo total de la misi?n, alegando la detecci?n de telemetr?a intermitente en un momento en que el veh?culo deber?a hallarse a gran altitud. En alg?n instante se pens? que, a pesar del fallo en el cohete, la Cosmos-1 podr?a haber alcanzado alg?n tipo de ?rbita precaria. Nada de ello ha podido ser confirmado.

D?as despu?s, Louis Friedman anunciaba por fin que todo parec?a indicar que la misi?n hab?a sido un fracaso, no por el sat?lite, que no hab?a tenido la oportunidad de actuar, sino por el lanzador, cuya selecci?n demostr? haber sido err?nea. El misterio de las se?ales recibidas a?n deja abierta la posibilidad de que la Cosmos-1 alcanzara alg?n tipo de ?rbita muy baja, lo bastante como para reentrar casi de inmediato y destruirse en la atm?sfera. Mientras esto se aclara, la Planetary Society a?n no sabe qu? har? ahora. Existe la posibilidad de construir una Cosmos-2, pero no se ha tomado ninguna decisi?n al respecto.

La Cosmos-1, construida por la empresa Lavochkin, transportaba una vela solar de 30 metros de di?metro hecha con 8 segmentos de tela de mylar aluminizada. Un motor de apogeo deb?a haberla llevado a una ?rbita circular a unos 850 km de altitud, lejos de la influencia de la atm?sfera, donde pudiera probarse el empuje de la radiaci?n solar (3 milinewtons).

GANA DINERO RECIBIENDO EMAILS EN TU CORREO ELECTRONICO, PINCHA EN LA IMAGEN Y AFILIATE, ES GRATIS.






?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar