GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Domingo, 05 de febrero de 2006
Un loro de ida y vuelta

As?gurate que tu perro no ha desenterrado lo que trae en la boca antes de reponerlo en su lugar. Y sobre todo, evita demasiadas confianzas con los vecinos

Seguro que ya has escuchado esta historia, porque le pas? a la mejor amiga de la mujer del primo segundo de la se?ora que tuvo un peque?o problemilla con su yorkshire en el aeropuerto.

No te apresures en afirmar que a t? nunca te pasar? algo parecido porque tu perrito est? muy bien educado, ya que todos
los que hemos tenido perro sabemos que de vez en cuando, por muy bien educados que est?n, te acaban jugando una mala pasada con alguna de sus tonter?as, al fin y al cabo no son m?s que animales y tienen que hacer sus animaladas.

Por supuesto, no es mala idea adoptarla como t?ctica en caso de que tu vecina tenga un loro, animal molesto donde los haya, que no pare de silbar y de gritar a todas horas: ?Lorito real! ?Lorito bonito! ? A callar!. Si no dispones de rifle de mira telesc?pica para deshacerte de ?l sin dejar pruebas, su?ltale al perro y luego, con tu mejor cara de pena, pide disculpas.
La historia de la se?ora es la siguiente:

Ella vive en un chal?, y la vecina de al lado era la afortunada poseedora de un loro que estaba todo el d?a dando la tabarra con sus gritos y silbidos, y encima la familia propietaria le re?a las gracias porque era muy divertido y curioso que el pu?etero lorito hablara. Quiz?s si el loro solamente hablara podr?a ser hasta gracioso, pero cuando lo ?nico que hace es silbar como un alba?il desde un cuarto piso cuando pasa una jamona por la calle, y gritar a todo volumen cosas dif?cilmente identificables en cualquier idioma humano, la cosa pasa a no hacer ni pizca de gracia...No hemos visto a nadie que, a las cuatro de la tarde y en plena siesta se levante sobresaltado por un ruido espantoso y luego, al caer en la cuenta, con una sonrisa en la boca exclame: "Ja, ja ,ja.?Pero si ha sido el precioso loro de la vecinita que est? practicando su reci?n aprendido himno del Real Madrid!?Y yo me lo iba a perder durmiendo!"

El caso es que un buen d?a mi amiga se encontr? con que su perro tra?a en la boca el dichoso loro. Muerto, claro, porque es cuando se dio realmente cuenta de que era un buen d?a. Recrimin? al perro su fea acci?n, pero tras darle unas galletitas de premio, pens? que a la vecina no iba a hacerle mucha gracia la noticia.

No sabiendo como explic?rselo, no se le ocurri? otra cosa que saltar la tapia que separaba ambos chal?s y volver a meter al fiambre de loro dentro de su jaula, que colgaba vac?a de la pared de su amiga. Al llegar su vecina a casa despu?s de unos d?as se dirigi? a ella con aire apesadumbrado. -T?a, estoy asustad?sima. ?Y eso?, inquiri? mi amiga, mosca. -Es que f?jate, la semana pasada se me muri? el pobre Eustaquio, ya sabes, mi lorito, y lo enterramos al lado de aquel ?rbol... Y hoy llego y ...?Ah? est? otra vez, tieso en su jaula!.

La lavadora asesina

A veces el af?n de agradarnos que tienen nuestros hijos puede convertirse en una verdadera tragedia.

Hay que tener mucho cuidado con las amenazas que proferimos, puesto que existe el peligro de que alguien se las tome al pie de la letra y las lleve a cabo por nosotros.

Si hacemos caso a todas las fuentes desde las que nos han llegado este tipo de accidentes, probablemente no quede un s?lo beb? vivo en todo el pa?s.

En definitiva la historia es bien cortita que una madre, desesperada porque su hijo peque?o se orinaba continuamente, lo amenaz? con meterlo en la lavadora si volv?a a repetirlo.

El caso es que el hermano mayor (de unos 8 a?os), oy? esta conversaci?n por casualidad, y tom? buena nota de ella.

Un d?a en que la madre hab?a salido, el hermano peque?o tuvo la desgracia de volver a hacerse pis, y el mayor, deseoso de darle una alegr?a a su madre, lo introdujo en la lavadora y la puso en marcha. La madre a su regreso no pudo hacer otra cosa que contemplar la desgracia impotente, mientras que el hijo mayor esperaba una recompensa por su haza?a...

La abuela fallecida

Veamos lo que puede ocurrir por ahorrarnos unas pesetillas en un coche funerario. No es recomendable escatimarle a la familia un buen coche funerario

Una familia normal y corriente decide, como tantas otras, marcharse de vacaciones en verano a un peque?o pueblecito perdido en la monta?a. Para no dejarla sola todo el mes, la familia se lleva a la abuela con ellos, que adem?s desde que se qued? viuda est? muy triste y va ver si con los nietos se anima un poco

Todo transcurre sin problemas durante la mayor parte de la estancia, los ni?os disfrutando del aire libre, los padres de la tranquilidad y la abuelita de sus paseos a la puesta del sol; pero un mal d?a, a pocas fechas de la vuelta, la abuela no se levant? de la cama porque la pobre hab?a pasado a mejor vida.

Como enviar un coche funerario a recoger el cad?ver a un pueblo perdido de la mano de Dios les iba a salir por un ojo de la cara, porque la finada nunca hab?a querido hacerse un seguro con una funeraria, decidieron buscarse la vida para trasladar a la abuela de vuelta a la ciudad hasta su ?ltima morada.

Por supuesto los ni?os no deb?an enterarse de nada hasta que no fuera el momento, as? que en un principio pensaron en llevar a la pobre mujer en el asiento de detr?s y decirles a los hijos que estaba durmiendo. Pero luego pensaron que al enterarse de la noticia, el hecho de haber viajado juento a su abuela fallecida podr?a provocarles un terrible trauma, as? que ni cortos ni perezosos decidieron envolverla en unas mantas, subirla a la baca del coche y llevarla atada con unas cuerdas todo el viaje.

A los ni?os les contaron que la abuela se hab?a quedado a pasar el resto del verano con unas amigas nuevas que hab?a hecho en el pueblo, as? que no sospecharon nada en absoluto. Parec?a que todo iba a salir sin mayores complicaciones hasta que tuvieron que parar en una gasolinera para echar gasolina, tomar unos refrescos y vaciar sus vejigas. El caso es que tardaron bastante en regresar al autom?vil y se dan cuenta horrorizados de que ?Les han robado a la abuela! Imaginad la cara de los incautos ladrones que, esperando encontrar el equipaje de la familia repleto de cosas de valor se encuentran con el "regalito". El susto tuvo que ser de los que hacen afici?n

Por supuesto la polic?a tuvo que tomar cartas en el asunto, porque la desaparici?n de un cad?ver es un tema serio, y el asunto est? ahora mismo en manos de los tribunales.

GANA DINERO RECIBIENDO EMAILS EN TU CORREO ELECTRONICO, PINCHA EN LA IMAGEN Y AFILIATE, ES GRATIS.






?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar