GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Mi?rcoles, 15 de febrero de 2006
LAS PROFEC?AS DE NOSTRADAMUS

Centuria VIII

I
Pau, nacido, Loron m?s a fuego que a sangre ser?,
El Aude nadar, huir grande a los superiores:
Las urracas entrada rehusar?n,
Pampon, Durance los mantendr? encerrados.

II
Condon y Aux y alrededores de Mirande,
Veo del cielo fuego que les rodea:
Sol Marte unido al Le?n, despu?s Mannande,
Rayo, gran granizo, muro ca?do en el Garona.

III
En el fuerte castillo de Vigilanne y Resviers,
Ser? encerrado el nonato de Nancy:
En Tur?n ser?n arduos los primeros,
Mientras que de duelo Lyon ser? transido.

IV
En M?naco el Gallo ser? recibido,
El Cardenal de Francia aparecer?,
Por legaci?n romana ser? enga?ado,
Debilidad del ?guila, y fuerza en el Gallo nacer?.

V
Aparecer? templo reluciente adornado,
La l?mpara y cirio en Borne y Bretevil.
Para Lucerna el cant?n desviado,
Cuando se vea el gran Gallo en el ata?d.

VI
Claridad fulg?rea en Lyon aparente,
Reluciente, tomada Malta, s?bitamente ser? extinguida:
Sardon, Maurice, tratar? enga?oso.
Ginebra en Londres al Gallo traici?n fingida.

VII
Verceil, Mil?n dar? inteligencia,
En Tur?n ser? hecha la herida.
Correr por Sena agua, sangre, fuego por Florencia,
Unida elecci?n de arriba abajo haciendo fuelle,

VIII
Cerca de Linterna, en toneles cerrados,
Chivaz har? para el ?guila la intriga,
El elegido roto ?l sus gentes encerradas.
En Tur?n rapto esposa llevada.

IX
Mientras que el ?guila y el Gallo en Savona,
Est?n unidos, Mar, Levante y Hungr?a.
El ej?rcito en N?poles, Palermo, Marca de Ancona.
Roma, Venecia por Barba horrible grita.

X
Hedor grande saldr? de Lausana,
Que no se sabr? el origen del hecho:
Se echar? fuera toda la gente lejana,
Fuego visto al cielo, pueblo extra?o derrotado.

XI
Pueblo infinito aparecer? en Vicenza,
Sin fuerza, fuego quemar? la bas?lica:
Cerca de Lunage derrota grande de Valente,
Cuando Venecia por muerte tome pica.

XII
Aparecer? cerca de Buffalor,
El alto y pr?cer entrado en Mil?n,
El abate de Foix con los de Saint Morre
Har?n la trampa vestidos de villanos.

XIII
El cruzado hermano por amor desenfrenado,
Har? por Praytus a Bellorofon morin,
Lucha de mil a?os la mujer enfurecida,
Bebido el brebaje, los dos despu?s morir.

XIV
El gran cr?dito de oro y plata en abundancia,
Har? cegar por libido el honor,
Ser? conocida del ad?ltero la ofensa,
Que llegar? a su gran deshonor.

XV
Hacia Aquil?n grandes esfuerzos por masa humana,
Casi Europa y el universo vejar,
Las dos iglesias pondr?n en tal persecuci?n,
Y a los Panones vida y muerte reforzar.

XVI
En el lugar que Hier?n hizo su nave fabricar,
Tan gran diluvio ser? tan s?bito,
Que no habr? lugar ni tierras donde refugiarse,
La ola subir? Fesulano Ol?mpico.

XVII
Los acomodados s?bitamente ser?n despose?dos,
Por los tres hermanos el mundo puesto en trance:
Ciudad marina apresar?n enemigos,
Hambre, fuego, sangre, peste, y de todos los males el doble.

XVIII
De Flora salido de su muerte ser? causa,
Un tiempo antes por joven y vieja boyera,
Por los tres lis le har?n tal pausa.
Por su fruto salvaje como piel cruda madura.

XIX
A sostener la gran capa turbada,
Para esclarecerla los rojos marchar?n,
De muerte familia ser? casi hundida,
Los rojos rojos al rojo abatir?n.

XX
El falso mensaje por elecci?n falsa,
Correr por urbano roto sin parar,
Voces aceptadas, de sangre capilla te?ida.
Y a otro el imperio entregado.

XXI
En el puerto de Agde tres fuestas entrarar?n,
Llevando la infecci?n, no fe y pestilencia.
Pasando el puente mil millares reunir?n,
Y el puente romper a tercera resistencia.

XXII
Gorsan, Narbona, por la sal advertir,
Tucham, la gracia Perpi??n traicionada,
La ciudad roja no querr? consentir,
Por alta ense?a gris vida fallida.

XXIII
Cartas encontradas de la Reina los cofres,
Ninguna firma sin ning?n nombre de autor:
Por la polic?a ser?n escondidos los regalos,
Que no se sabr? qui?n sea el amante.

XXIV
El teniente a la entrada del zagu?n,
Derribar? al grande de Perpi?an,
Y cuid?ndose de salvar a Montpertuis,
Ser? burlado bastardo de Losignan.

XXV
Coraz?n del amante abierto de amor furtivo,
En el arroyo har? ilusionarse a la Dama:
El medio mal remedar? fastidio,
El padre a los dos privar? cuerpos del alma.

XXVI
De Cat?n se encuentra en Barcelona.
Puesto en descubrimiento lugar terroso y lejano.
El grande que tiene no tiene querr? Pamplona,
Por la abad?a de Monserrat bruma.

XXVII
La v?a en que uno sobre el otro fornica,
Del muy des?rtico fuera puesto bravo y honesto,
El escrito del Emperador de F?nix,
Uru al que a ninguno es.

XXVIII
Los simulacros de oro y de plata inflad.
Que tras el rapto al fuego fueron arrojados,
Al descubierto extintos todos y turbados,
En el m?rmol escrito, prescripto interponed.

XXIX
En el cuarto pilar donde se consagra a Saturno,
Por temblante tierra y diluvio hendido.
Bajo el edificio Saturnino encuentra urna,
De oro Capi?n encantado y luego rendido.

XXX
En Tolosa (o Toulouse) no lejos de Beluzer,
Haciendo un pozo hondo, palacio de espect?culo.
Tesoro hallado, cada uno ir? a vejar.
Y en dos sitios muy cerca del ara.

XXXI
Primer gran fruto el pr?ncipe de Persquiere,
Pero despu?s se har? bien y cruel malvado.
En Venecia perder? su gloria fiera.
Y puesto a mal por el m?s alegre Sel?n.

XXXII
Gu?rdate rey Galo de tu sobrino,
Que har? tanto que tu ?nico hijo
Ser? asesinado en Venus haciendo voto,
Acompa?ado de noche que tres y seis.

XXXIII
El grande nacer? de Verona y Vicenza,
Quien llevar? un apellido bien indigno:
Quien en Venecia querr? hacer venganza,
El mismo tomado por hombre de acecho y signo.

XXXIV
Tras victoria del Le?n en Lyon,
Sobre la monta?a del Jura Hecatombe,
Delves y Brodes s?ptimo mill?n,
Lyon, Ulme, en Mansol muerte y tumba.

XXXV
En la entrada del Garona y Bayse,
Y el bosque no lejos de Damazan,
Pantanos helados, luego granizo y cierzo,
Dordo?ones hielan por error de Mezan.

XXXVI
Ser? encargado conde ungir,
De Saulne y san Aulbin y Bel la obra,
Pavimentar de m?rmol torres largo tiempo desnudas,
No pasar?n de resistir y obra maestra.

XXXVII
La fortaleza cercana al T?mesis,
Caer? por entonces, el rey dentro encerrado,
Junto al puente ser? visto en camisa,
Uno delante muerte, despu?s en el fuerte atrancado.

XXXVIII
El rey de Blois en Avi??n reinar,
Otra vez el pueblo monopolizado,
En el R?dano por mar har? ba?ar,
Hasta cinco, el ?ltimo cerca de Nolle,

XXXIX
Quien haya est? por pr?ncipe Bizantino,
Ser? abuchado por pr?ncipe de Toulouse:
La fe de Foix por el jefe Tolentino,
La faltar?, no rehusando la esposa.

XL
La sangre del Justo para Torear la torada,
Para vengarse de los Saturninos
En el nuevo lago hundir?n la manada,
Luego marchar?n contra los Albanios.

XLI
Elegido ser? Renard sin decir palabra,
Haciendo penitencia p?blica viviendo de pan de cebada,
Tiranizar? tanto a un gallo,
Poniendo en el suelo a los m?s grandes sobre su cuello.

XLII
Por avaricia, por fuerza y violencia,
Vejar?n a los suyos los jefes de Orleans,
Cerca de San Memire asalto y resistencia,
Muerto en su tienda dir?n que duerme.

XLIII
Por la decisi?n de dos cosas bastardas,
Sobrino de sangre ocupar? el reino,
El lictorio ser?n los golpes de dardos,
Sobrino por llanto plegar? la bandera.

XLIV
El procreado natural de Ogmi?n,
De siete a nueve del camido desviado
A rey de mucho tiempo y amigo bueno.
Debe a Navarra fuerte de Pau entregar.

XLV
La mano en cabestrillo y la pierna vendada.
Mucho tiempo el nonato de Calais llevar?,
A la voz de consigna la muerte se retrasar?.
Despu?s en el templo en Pascua sangrar?.

XLVI
Pablo mensoleo morir? a tres leguas del R?dano,
Hu?do los dos cercanos a tarascos estrechos:
Pues Marte har? el m?s horrible trono,
De gallo y de ?guila de Francia hermanos tres.

XLVII
Lago Trasimeno llevar? testimonio,
Los conjurados estar?n en Perusa,
Un despojado se fingir? sabio,
Matando Tedesco la golondrina y vencejo.

XLVIII
Saturno en C?ncer, J?piter con Marte,
En febrero Caldondon salvatierra:
Asalto a Castell?n asediado por tres partes,
Cerca de Briviesca conflicto mortal guerra.

XLIX
Saturno como buey J?piter en el agua, Marte en picado,
Seis de febrero mortalidad tendr?,
Los de Cerde?a en Brujas tan grande brecha,
Que en Ponteroso jefe Berberisco morir?.

L
La pestilencia alrededor de Capadille,
Otra hambruna cerca de Sagon se prepara:
El caballero bastardo el buen senil,
Al grande de T?nez har? cortar la testa.

LI
El Bizantino haciendo oblaci?n,
Tras haber C?rdoba retomado:
Su camino largo reposo bien ganado:
Mar pasando presa por la Golongna tomada.

LII
El Rey de Blois en Avi??n reina,
De Abmois y semilla vendr? junto al Indre.
U?a en Poitiers santas alas arruinar,
Frente Boni... (incompleta).

LIII
En Bologne querr? lavar sus faltas,
No podr? hacerlo en el templo del sol,
Volar? haciendo cosas tan altas.
Que en jerarqu?a no hubo nadie parecido.

LIV
Bajo el color de la uni?n marital,
Hecho magn?nimo por Gran Quir?n Sel?n,
Quintin, Arr?s recuperados en el viaje,
De espa?oles hecho segundo tajo.

LV
Entre dos r?os se ver? encerrado.
Toneles y barricas unidos para ir al otro lado,
Ocho puentes rotos jefe mientras encerrado,
Ni?os perfectos degollados con cuchillo.

LVI
La banda d?bil la tierra ocupar?,
Los de arriba dar?n gritos horribles,
El gran tropel de este rinc?n se turbar?,
Tumba cerca D nebro descubiertos los escritos.

LVII
De soldado simple llegar? al imperio,
De ropa corta llegar? a la larga,
Valiente en armas en la iglesia donde sea peor,
Vejar al clero como al agua hace la esponja.

LVIII
Reino en querella entre hermanos dividido,
Tomar las armas y el nombre Brit?nico,
T?tulo Anglicano ser? tarde aconsejado,
Sorprendidos de noche llevando aire Galo.

LIX
Por dos veces elevado, por dos veces descendido,
El oriente tambi?n el occidente debilitar?,
Su adversario tras varios combates,
Por mar perseguido a la necesidad sucumbir?.

LX
Primero en Galia, primero en Rumania,
Por mar y tierra a los ingleses y Par?s,
Maravillosos hechos por esa gran estirpe,
Violando monstruos perder? el Norlais.

LXI
Jam?s por el descubrimiento del d?a,
No llegar? al signo del cetro
Que todos sus sitios no lo sean en reposo,
Llevando al gallo presente del Tao con armas,

LXII
Cuando se vea expoliar el santo templo,
M?s grande del R?dano sus sagrados profanar,
Entre ellos nacer? tan grande pestilencia.
Rey hu?do injusto no har? condenar.

LXIII
Cuando el ad?ltero herido sin golpe haya,
Asesinado a la mujer y al hijo por despecho,
Mujer desmayada al ni?o estrangular?:
Ocho cautivos presos, degollar sin parar.

LXIV
En las Islas los ni?os transportados,
Los dos de siete ser?n desesperados,
Los del campo ser?n apoyados,
Nombre, poel sujeta por ataduras desaparecida la esperanza.

LXV
El viejo frustado de principal esperanza.
Llegar? a jefe de su Imperio:
Veinte meses soportar? el reino gran poder,
Tirano, cruel, dejando a uno peor.

LXVI
Cuando la escritura D. M. encontrada,
Y cueva antigua con l?mpara descubierta,
Ley, Rey y Pr?ncipe Ulpiano probados,
Pabell?n Reino y Duque bajo la cubierta.

LXVII
Par, Car, Nersaf, ruina gran discordia,
Ni uno ni otro tendr?n elecci?n,
Nersaf del pueblo tendr? amor y concordia,
Ferrara, Colonna gran protecci?n.

LXVIII
Viejo Cardenal por el joven enga?ado.
Fuera de su cargo se ver? desarmado,
Arl?s ni monstruos, doble ser? percibido,
Y licueducto y el Pr?ncipe embalsamado.

LXIX
Cerca del joven el viejo ?ngel bajar?,
Y vendr? a coronarle al fin:
Seis a?os iguales a los m?s viejos rebajar,
De tres dos uno octavo seraf?n.

LXX
Entrar? villano, amenazador infame,
Tiranizando la Mesopotam?a
Todos amigos de adulteria dama,
Tierra horrible negra fisonom?a.

LXXI
Crecer? el n?mero tan grande de astr?nomos.
Perseguidos, prohibidos y libros censurados.
El a?o mil seiscientos siete por sagrada bula,
Que nadie en lo sagrado estar? seguro.

LXXII
En campo de Perusgia ?Oh enorme derrota!
Y el conflicto muy cercano a R?vena,
Paso sagrado cuando sea fiesta.
Vencedor vencido caballo comer avena.

LXXIII
Soldado B?rbaro el gran Rey golpear?,
Injustamente no lejos de muerte
La avara madre del hecho causa ser?
Conjurado y reino en gran remordimiento.

LXXIV
En tierra nueva bien antes que Rey haya entrado,
Mientras s?bditos le vengan a dar la bienvenida.
Su perfidia habr? tanto encontrado
Que a los ciudadanos lugar de fiesta y recepci?n.

LXXV
El padre y el hijo ser?n asesinados juntos
El perseguidor en su pabell?n
La madre de Tours del hijo vientre tendr? pre?ado.
Esconder? verdor de hojas mariposa.

LXXVI
M?s carnicero que rey en Inglaterra
Lugar oscuro nacido por fuerza tendr? el imperio:
Cobarde sin fe sin ley sangrar? tierra.
Su tiempo se aproxima tanto que yo suspiro.

LXXVII
El anticristo muy pronto aniquilado,
Veintisiete a?os sangre durar? la guerra.
Los herejes muertos, cautivos exiliados.
Sangre, cuerpos humanos, agua enrojecida, granizada la tierra.

LXXVIII
Un Braganas con la lengua torcida
Vendr? de los dioses el santuario,
A los herejes abrir? la puerta
Suscitando la iglesia militar.

LXXIX
Quien por hierro padre perder? nacido de Nonagenario.
De Gorgona estar? la sangre derramada
En tierra extranjera har? todo callarse,
Que quemar? a si mismo y a su hijo.

LXXX
De los inocentes la sangre de viuda y virgen,
Tantos malos actos por medio de su gran Roge.
Santos simulados templados en ardiente cirio.
De horror temor no se ver? a nadie que se mueva.

LXXXI
El nuevo imperio en desolaci?n,
Ser? cambiado del polo aquilonario.
De Sicilia vendr? la emoci?n
A turbar la empresa a Felipe, tributario.

LXXXII
Muerde largo, seco haciendo de buen criado.
Al final no tendr? m?s que su cese,
?cido veneno y cartas al cuello.
Ser? cogido escapando en peligro.

LXXXIII
La mayor vela fuera del puerto de Zara,
Cerca de Bizancio realizar? su empresa,
De enemigo p?rdida y el amigo no estar?
El tercero a los dos har? gran saco y toma.

LXXXIV
Paternal oir? de Sicilia sus gritos,
Todos los aprestos del golfo de Trieste.
Que se escuchar?n hasta en Trinacria,
De tantas velas huir, huir a la horrible peste.

LXXXV
Entre Bayona y San Juan de Luz
Ser? puesto de Marte el promontorio
A los esfuerzos del Aquil?n Nanar guardar? luz.
Despu?s sofocado en la cama sin auditorio.

LXXXVI
Por Hermani Tolosa Villafranca.
Banda infinita, por el monte Adri?n,
Pasa r?o, luchando en el puente al sitio
Bayona entre todos Bichoro gritando.

LXXXVII
Muerte conspirada en pleno efecto,
Cargo dado y viaje de muerte
Elegido, creado, recibido por los suyos extenuado,
Sangre de inocencia ante la fe por remordimiento.

LXXXVIII
En Cerde?a un noble Rey vendr?,
Que no tendr? m?s que tres a?os el Reino,
Varios colores con ?l altar?,
El mismo tras cuitas al sue?o acude.

LXXXIX
Para no caer en manos de su t?o,
Que a sus hijos para reinar asesin?,
Orando al pueblo poniendo al pie sobre Peloncle
Muerto y arrastrado entre caballos bardados.

XC
Cuando los cruzados uno encontrado con sentido turbado
En lugar sagrado ver? un buey cornudo
Por virgen puerco su sitio entonces quedar? colmado
Por Rey ning?n orden se mantendr?.

XCI
Agitados los campos de los R?danos entrados
Donde los cruzados estar?n casi unidos.
Los dos justillos en los sue?os encontrados
Y un gran n?mero por diluvio castigado.

XCII
Lejos fuera del reino en un azaroso viaje
Gran hueste conducida por ?l lo ocupar?,
El Rey tendr? a los suyos como cautivos rehenes
A su regreso todo el pa?s saquear?.

XCIII
Siete meses nada m?s obtendr? la prelatura
Por su muerte gran cisma aparecer?:
Siete meses durar? de otro la prefectura,
Cerca de Venecia paz uni?n renacida.

XCIV
Ante el lago donde el m?s querido fue arrojado
En siete meses y su hueste desconfiada
Ser?n Hispanos por Albaneses derrotados,
Por retraso parte dar? el conflicto.

XCV
El seductor ser? arrojado a la fosa,
Y encerrado hasta un d?a,
El clero unido el jefe con su b?tulo
Picante derecho acallar? los contenciosos.

XCVI
La Sinagoga est?ril sin ning?n fruto
Ser? recibida y entre los infieles
De Babilonia la hija del perseguido
Miseria y tristeza le cortar?n las alas.

XCVII
En los confines del Var cambiar el Pompotans,
Cerca de la orilla los tres hermosos ni?os nacidos,
Ruina al pueblo por la edad compitiendo
Reino en el pa?s cambiado luego verlo crecer.

XCVIII
Gentes de Iglesia su sangre se derramar?,
Como agua en tal abundancia
Y por largo tiempo no ser? resta?ada
Ver?n en el clero ruina y dolor.

XCIX
Por el poder de tres Reyes temporales,
En otro lugar ser? puesta la santa sede:
Donde la sustancia del esp?ritu corporal,
Ser? repuesta y recibida por verdadera sede.

C
Por la abundancia del arma repartida
De arriba abajo por el bajo al m?s alto
Demasiado grande fe por juego vida perdida
De sed morir por abundante falta.

GANA DINERO RECIBIENDO EMAILS EN TU CORREO ELECTRONICO, PINCHA EN LA IMAGEN Y AFILIATE, ES GRATIS.






?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar