GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Viernes, 17 de febrero de 2006
Imagen

Ciertas especies de hormigas usan una t?cnica conocida como "marcha en t?ndem" para llevar a otra hormiga desde el hormiguero a una fuente de comida. Las se?ales entre las dos hormigas controlan la velocidad y el curso de la marcha. Se cree que ?sta es la primera vez que una demostraci?n de ense?anza "formal" se ha reconocido en cualquier animal no humano.

Este comportamiento sugiere que podr?a ser el valor de la informaci?n, m?s que las limitaciones del tama?o del cerebro, lo que ha influido en la evoluci?n de la ense?anza. La investigaci?n ha sido desarrollada por los Profesores Nigel Franks y Tom Richardson de la Universidad de Bristol.

Seg?n la definici?n aceptada de la ense?anza en el comportamiento animal, un individuo es un maestro si modifica su comportamiento en presencia de un observador inexperto, con alg?n costo inicial para s? mismo, para poner un ejemplo con el fin de que el otro aprenda m?s r?pido. La verdadera ense?anza siempre involucra la retroalimentaci?n en ambas direcciones entre profesor y alumno.

En la marcha en t?ndem de las hormigas Temnothorax, se encuentran todos estos criterios, y as? el proceso se califica como ense?anza. Al inicio de una marcha en t?ndem, la hormiga l?der encuentra un individuo inexperto que desea seguirla. Pero las marchas en t?ndem son m?s bien lentas porque el seguidor frecuentemente hace una pausa para buscar rasgos a su alrededor que le permitan aprenderse la ruta. S?lo cuando el seguidor ha hecho esto, da golpecitos en las patas posteriores y el abdomen de la l?der para hacerle saber que la marcha en t?ndem puede continuar.

El an?lisis detallado hecho por los investigadores sobre los movimientos de la l?der del t?ndem y sus seguidoras, muestra la retroalimentaci?n mutua entre ellas: si la distancia entre ambas se hace demasiado grande, la l?der disminuye la velocidad y la seguidora acelera; y si la distancia entre ambas se hace demasiado peque?a, la l?der acelera y la seguidora disminuye la velocidad.

Es como si la l?der estuviera remolcando a la seguidora, pero el proceso es muy intermitente, porque esta ?ltima est? dictando la velocidad de la lecci?n, deteni?ndose frecuentemente para consolidar su conocimiento creciente del camino que ha tomado.

Las l?deres del t?ndem pagan un precio porque ellas normalmente habr?an alcanzado la comida alrededor de cuatro veces m?s deprisa si no fueran estorbadas por una seguidora. Pero el beneficio es que la seguidora aprende d?nde est? la comida mucho m?s r?pido que si lo hubiera hecho de modo independiente. Las seguidoras aprenden tan bien sus lecciones que a menudo se vuelven l?deres de otros t?ndems para aquella misma ruta, y de esta manera los flujos de informaci?n ahorran tiempo en las colonias de hormigas.

La capacidad de ense?ar en las hormigas indica que la ense?anza puede evolucionar en los animales con peque?os cerebros. Evolutivamente, es probable que en los animales sociales sea el valor de la informaci?n lo que determina cu?ndo evolucionar? la ense?anza, m?s que las limitaciones en el tama?o del cerebro.

GANA DINERO RECIBIENDO EMAILS EN TU CORREO ELECTRONICO, PINCHA EN LA IMAGEN Y AFILIATE, ES GRATIS.






?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar