GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Viernes, 17 de febrero de 2006
Imagen

Despu?s de cuatro d?cadas de espera, los cient?ficos disponen por fin de un sat?lite que les ayudar? a verificar dos sutiles efectos f?sicos predichos por la teor?a general de la relatividad de Einstein. Durante su misi?n de 16 meses, el GP-B (Gravity Probe-B) realizar? mediciones ultraprecisas que implicar?n el uso de tecnolog?a tan sofisticada que no ha podido estar disponible hasta ahora.

El veh?culo fue lanzado a las 16:57 UTC del 20 de abril, despu?s de un retraso de 24 horas debido a los fuertes vientos en altura. El cohete Delta-7920-10C, tras partir desde la rampa SLC2W de la base de Vandenberg, en California, situ? a su carga en una ?rbita polar de unos 640 km de altitud.

El GP-B, construido por la empresa Lockheed Martin por encargo de la Stanford University, contratista principal del proyecto, es propiedad de la NASA y pes? 3.145 kg al despegue. Est? compuesto por el veh?culo de servicio y su carga ?til. La instrumentaci?n principal consiste en cuatro giroscopios muy precisos que son mantenidos dentro de una especie de termo a s?lo 1,8 grados Kelvin, gracias a helio l?quido. Adem?s, el sat?lite posee un telescopio y sistemas para determinar la ?rbita con gran exactitud.

El GP-B observar? de forma continuada la estrella IM Pegasus, un astro relativamente brillante de quinta magnitud. Gracias a este anclaje, que mantendr? orientado al veh?culo, se medir?n a su vez los peque?os cambios de orientaci?n experimentados por los giroscopios, causados por el efecto gravim?trico predicho por Einstein. Este efecto est? producido por la rotaci?n de la Tierra y provocar? el giro del plano orbital del sat?lite en una magnitud muy concreta. Adem?s, el GP-B medir? el efecto de curvatura del espacio-tiempo creado por la masa de la Tierra. Para que todo esto sea posible, el experimento debe disponer de una estabilidad completa, as? como no estar afectado por fuerzas externas. As?, los giroscopios est?n tan libres de perturbaciones que se convierten en un sistema de referencia espacio-temporal casi perfecto. En esta situaci?n, seg?n Newton, deber?an apuntar siempre hacia una misma direcci?n del espacio inercial (por ejemplo, hacia la estrella de referencia). Pero Einstein dijo que la direcci?n del eje de giro del giroscopio cambiar? gradualmente debido a la masa y la rotaci?n de la Tierra, en una magnitud que puede ser calculada de forma exacta. Por tanto, los giroscopios medir?n si el espacio y el tiempo se ven o no curvados por la presencia de la Tierra, como predice Einstein, y si nuestro planeta, al girar sobre s? mismo, arrastra el espacio-tiempo con ?l. Se trata de efectos min?sculos, pero el GP-B est? preparado para detectarlos. Si los resultados coinciden con los c?lculos de Einstein, estaremos ante la mejor prueba de la validez de sus teor?as. Si no fuera as?, los f?sicos podr?an estar ante pistas esenciales de que existe otra teor?a capaz de unificar las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza: el electromagnetismo, la gravedad, y las interacciones fuerte y d?bil que gobiernan el comportamiento de los n?cleos at?micos.

La NASA ha informado del buen estado de los sistemas del GP-B. Se abrieron perfectamente los paneles solares y la telemetr?a indica que todo funciona a bordo. Sin embargo, se suceder?n ahora 60 d?as de comprobaciones y calibraciones, que anteceder?n a los 12 meses de recolecci?n de datos, y a otros 60 d?as de calibraciones post-experimento.

El GP-B enviar? resultados a la Tierra al menos dos veces al d?a, de forma directa o a trav?s de sat?lites de comunicaciones TDRS. En los datos habr? informaci?n sobre el rendimiento del veh?culo y sus instrumentos, as? como mediciones ultra-precisas de la orientaci?n del eje de rotaci?n de los giroscopios. El Marshall Space Flight Center se ocupar? de controlar el d?a a d?a de la misi?n.

GANA DINERO RECIBIENDO EMAILS EN TU CORREO ELECTRONICO, PINCHA EN LA IMAGEN Y AFILIATE, ES GRATIS.






?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar