GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

S?bado, 25 de marzo de 2006
Versi?n de Juan de Betanzos

Al hablar del origen de los Incas se menciona siempre el mito de Manco C?pac y se acostumbra a relacionarlo con la creaci?n solar, olvidando que el culto solar ha sido privativo del Estado Inca.
Seg?n esta leyenda, los cuatro hermanos Ayar:Ayar Manco, Ayar Uchu, Ayar Cachi y Ayar Auca, salieron de Pacaritambo acompa?ados de sus cuatro mujeres dirigi?ndose hacia el norte. En el camino hacia Cuzco, los hermanos se van eliminando quedando s?lo Ayar Manco con las mujeres, siendo el fundador de la capital del Imperio en el Cuzco.

As? nos lo relata el cronista Juan de Betanzos en su versi?n del mito:

" En el lugar y sitio que hoy dicen y llaman ciudad de Cuzco, en la provincia del Per?, antes que en hobiese Senores Orejones, Incas, Capacuna, que ellos dicen reyes, hab?a un pueblo peque?o y el Se?or y cacique de este pueblo se dec?a Alcaviza Y viviendo y residiendo en este pueblo Alcaviza abri? la tierra una cueva siete leguas deste pueblo;

de la tal cueva, luego se abri?, salieron cuatro hombres con sus mujeres.

Sali? primero el que se llam? Ayar-Cache y su mujerMama-Guaco; y tr?s ?ste. otro que se llam? Ayar-Oche y su mujer Cura; y otro, que se llam? Ayar-Auca, y su mujer Ragua-Ocllo; y tr?s ?stos, sali? otro; que se llam? Ayar-Mango, a quien despu?s llamaron Mango-Capac; y tr?s ?ste su mujer Mama-Ocllo; los cuales sacaron en sus manos, de dentro de la cueva, unas albardas de oro, y ellos salieron vestidos de unas vestiduras de lana fina tejida con oro fino, y a los cuellos sacaron unas bolsas, ansi mismo de lan ay oro, muy labradas, en las cuales bolsas sacaron unas hondas; y ans? mismo sacaron estas mujeres el servicio con que hab?an de servir y guisar de comer a sus maridos, como son ollas y c?ntaros peque?os, y platos y escudillas y vasos para beber, todo de oro fino.

Los cuales como fuesen de all? hasta un cerro questa legua y media del Cozo, Guanacaure, y descendieron de all?, a las espaldas deste cerro, a un valle peque?o, donde sembraron unas tierras de papas, y subiendo un d?a al cerro Guanacaure para de all? mirar y desviar donde fuese mejor asiento y sitio para poblar; y siendo ya encima del cerro, Ayar-Cache sac? una honda y puso en ella una piedra y tirola a un cerro alto, y del golpe que di?, derrib? el cerro y hizo en el una quebrada; y ansimismo tir? otras tres piedras y hizo de cada una , una quebrada grande en los cerros altos.

Y viendo estos tiros de honda los tres compa?eros, par?nse a pensar en la fortaleza deste Ayar-Cache y apart?ronse de all? un poco aparte, y ordenaron de dar manera como aquel Ayar-Cache se echase de su compa??a, porque les paresc?a que los mandar?a y subjetar?a andando el tiempo, y acordaron de tornar desde all? a las cuevas donde hab?an salido; y porque ellos al salir hab?an dejado muchas riquezas de oro y ropa dentro de la cueva, ordenaron que ten?an necesidad deste servicio, que volviese a lo sacar Ayar-Cache; el cual dijo que le plac?a, y siendo ya la a la puerta de la cueva, Ayar-Cache entro agatado, bien ans? como hab?a salido; y como le viesen los dem?s dentro, tomaron una gran losa, y cerr?ronle la salida y puerta por do entro; y luego, con mucha piedra y mezcla, hicieron a esta en toda una gruesa pared, de manera que cuando volviese a salir, no pudiese y se quedase all?." (BETANZOS,1880.;PP:9-12)

Tr?s esta primera etapa, pasan al cerro de Matagua, pero acordando que uno de ellos se quede en Guanacaure, convertido en ?dolo, para poder comunicarse con su padre el Sol. Ayar-Oche se ofrece:

" Y luego se levant? en pie Ayar-Oche y mostr? unas alas grandes y dijo quel hab?a de ser el que quedase all? por ?dolo, para hablar con el Sol su padre. Y luego subieron el cerro arriba, y siendo ya en el sitio de hab?a quedar hecho ?dolo, di? un vuelo hacia el cielo el Ayar-Oche, tan alto, que no lo devisaron; y torn?se all?, y d?jole a Ayar-Mango, que de all? se nombrase Mango-Capac, porque el ven?a de donde el sol estaba, y que ans? lo mandaba el sol que se nombrase; y que se descendiese de all? y se fuese al pueblo que hab?an visto; y que poblase all?. Y acabado de decir esto por el ?dolo Ayar-Oche, torn?se piedra, con sus alas." (BETANZOS, 1880.; P?g:15).

En su recorrido atraviesan tierras de coca y aj?, hasta que finalmente llegan al Cuzco con las cuatro mujeres:

" Y esto hecho, pasaron adelante Mango-Capac y su gente y hablaron con Alcaviza, dici?ndole que el Sol los invitaba a que poblasen con el, all? en aquel pueblo del Cozco; y el Alcaviza, como le viese tan bien aderezado a el y a su compa??a y las alabardas de oro que en las manos tra?an, entendido que eran hijos del Sol d?joles que poblasen donde mejor les pareciese. Y el Mango-Capac agradeci?selo y hizo all? el Mango-Capac y su compa?ero y con la ayuda de las cuatro mujeres, una casa, sin consentir que gente Alcaviza les ayudase, aunque los quer?an ayudar; en la cual casa se metieron ellos dos y sus cuatro mujeres.

GANA DINERO CON LA PUBLICIDAD DE TU CORREO ELECTRONICO.

GANA DINERO RECIBIENDO E-MAILS, NO ESPERES A QUE TE LO CUENTEN, CUENTALO TU Y GANA DINERO CON ELLOS.

PINCHA AQUI



?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar