GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Jueves, 30 de marzo de 2006
Durante semanas hemos podido recorrer, descubrir y disfrutar de un mundo como el c?ntabro, un mundo que desde su componente m?tico nos ha cautivado, revelando muchos de sus m?s intrincados secretos, resguardados en mitos, dioses, cultos y en un sinf?n de rituales. S?, todo lo que hemos visto es mitolog?a y tambi?n religi?n, pues el l?mite entre una u otra es realmente peque?o, en ocasiones imperceptible. Durante siglos hemos conocido panteones divinos como el griego, el romano, incluso el c?ltico o germ?nico; sin embargo, en nuestra propia tierra pose?amos un inestimable elenco de divinidades, fruto del desarrollo de una sociedad tan especial como la que se form? en la antigua Cantabria en el primer milenio antes de Jesucristo.
Parad?jicamente cuando se hablaba de mitolog?a c?ntabra no eran estos dioses los protagonistas, ni siquiera ahora lo son en un buen n?mero de publicaciones. Si al tratar la mitolog?a griega o latina siempre nos vienen a la cabeza, los maravillosos trabajos de Heracles, los amores de Zeus, o el poder guerrero de Marte, la inteligencia de Atenea..., ?por qu? cuando se habla de la mitolog?a c?ntabra son ?nicamente los personajes populares como los conocidos Trasgo, Trenti o Tentirujo, por ejemplo, los que cobran el protagonismo? Por supuesto que estos otros personajillos son realmente interesantes e importantes, y a ellos vamos a dedicar a partir de ahora gran parte de nuestro espacio semanal, no obstante ser?a demasiado reduccionista limitarnos a ellos cuando nuestros mitos abarcan un sinfin de campos como hemos podido comprobar. ?Acaso no es ya m?tico Laro o Corocotta? Son verdaderos h?roes de nuestra cultura y tradici?n que han de ocupar un importante espacio tanto en la historia como en el mito, porque evidentemente el origen de todos los pueblos est? lleno de mitos que con el tiempo se van convirtiendo en hist?ricos, pero que en su germen no son m?s que leyendas que sirven para dotar de fuertes v?nculos a los individuos, creando de esta singular forma las se?as de identidad colectivas. ?O acaso no tienen un ilimitado componente m?tico personajes con Don Pelayo, el Rey Arturo o el mism?simo Cid Campeador? As? se forja la historia de los pueblos, y la nuestra tambi?n, ?por qu? renunciar a ella e inventarnos nuevos mitos o h?roes cuando tenemos los que nosotros y nuestros antepasados hemos generado? Los lugares que abarca la mitolog?a con sus largos tent?culos son realmente vastos, siendo necesarias muchas l?neas para escrutar cada uno de ellos.
Espero sinceramente que de esta dilatada traves?a por el mundo de los c?ntabros hay?is extra?do conclusiones que os otorguen a?n m?s motivos para disfrutar de todos los aspectos que nuestra querida tierra nos ofrece, como si de un sincero regalo se tratase. Sin embargo, a pesar de lo que estas palabras pudieran parecer, no termina aqu? nuestra traves?a, ni mucho menos, es ?ste tan s?lo un peque?o descanso para tomar resuello en este extenso camino, con la intenci?n de recapitular y hacer un peque?o balance. El contacto con el mundo de la antig?edad de Cantabria no ha concluido, sino que estamos ante un punto y seguido, pues dif?cilmente podr?amos aventurarnos en el mundo de los personajes que en las pr?ximas semanas ser?n los protagonistas sin haber conocido algunos aspectos presentes en aquel cercano tiempo pret?rito.
Los personajes, de enorme inter?s, pero no ?nicos participantes de la mitolog?a c?ntabra, hunden sus ra?ces en la tradici?n que la regi?n arrastra desde los m?s remotos tiempos. Cuando hojeamos un libro de mitolog?a ?nicamente cobran importancia seres como los oj?ncanos, anjanas o un buen n?mero de brujas, limit?ndose a presentar leyendas o historias, recogidas en aldeas, o las m?s de las veces inventadas por los propios autores, historias que pasan a engrosar el cap?tulo de esos personajes como si de verdaderos relatos fruto de la tradici?n popular se tratasen. Aunque esto no es malo en sentido estricto, la tradici?n es la consecuencia de un largo recorrido por las diversas generaciones, las cuales han ido configurando con esmero relatos que en ocasiones se desvirt?an de un plumazo mediante narraciones dedicadas ?nicamente a ni?os con intenci?n s?lo de entretener y no de formar.
Estos personajillos responden a un formato que encontramos en gran parte de los pa?ses europeos de una u otra manera, gigantes y enanos se suceden en una larga lista de nombres que sirvieron para explicar lo inexplicable. Y aunque estos personajes son realmente un punto de enganche para las generaciones futuras, esto no quiere decir que no puedan ser vistos desde un punto de vista evolutivo, al encontrarnos ante los herederos de un buen n?mero de tradiciones m?ticas. As?, por ejemplo, dif?cilmente podr?amos aventurarnos a entrever el verdadero sentido de una Anjana si no nos remontamos al estudio de las divinidades del mundo antiguo, encontrando en Dana, Diana o el propio Jano referentes de incalculable valor. Sin embargo, estas buenas hadas son representadas como simples objetos de una mitolog?a vac?a y simplona, hermana pobre de los grandes panteones mitol?gicos que ostentan otras sociedades. Pero como podemos acreditar tras un nombre o un personaje como el mencionado se esconde una incre?ble telara?a de s?mbolos que quiz? den explicaci?n a un sin fin de representaciones que encontramos todav?a en el mundo del siglo XX, y que sin duda perdurar?n en el del siglo XXI.
Pero si hasta ahora creo han sido interesantes las narraciones que os hemos transmitido, es el momento oportuno para hacer especial hincapi? en las ilustraciones que Paco D?az ha realizado con su particular y singular saber hacer. Mediante estos dibujos todos hemos podido reconocer en im?genes lo que significaban unos mitos, supersticiones o ritos de los que carecemos en buena medida de im?genes o grabados, pero que mediante el certero trazado de Paco hemos podido contemplar con su peculiar e imaginativo punto de vista. La mitolog?a es una palabra dura y que pudiera llevar al abandono de la lectura de una p?gina que tiene como t?tulo este ep?grafe, sin embargo mediante estos dibujos se contribuye a acercar los sesudos estudios a quienes comienzan a intrincarse en este para?so m?tico. Desde aqu? mi m?s sincero reconocimiento por una labor que continuar? ilustr?ndonos en semanas sucesivas. Oj?ncanos, anjanas, trasgos, fiestas, supersticiones, duendes del hogar y del campo, brujas, sierpes, y animales de todo signo, ir?n llenando estas l?neas con un c?mulo de historias que nuestra regi?n y sus habitantes han sabido conservar con especial cari?o, y a las cuales no estamos dispuestos a renunciar de ninguna de las maneras. Pero estos personajes no estar?n solos, incorporaremos como hasta ahora seres de otros pa?ses y culturas que contribuyan a despejar inc?gnitas y deshacer entuertos, abri?ndonos el camino hacia la comprensi?n y mostr?ndonos que la diversidad intercultural es un valor a?adido para este mundo que nos ha tocado vivir.


GANA DINERO CON LA PUBLICIDAD DE TU CORREO ELECTRONICO.

GANA DINERO RECIBIENDO E-MAILS, NO ESPERES A QUE TE LO CUENTEN, CUENTALO TU Y GANA DINERO CON ELLOS.

PINCHA AQUI



?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar