GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

S?bado, 10 de junio de 2006
Un grupo de bioqu?micos ha determinado qu? factores activan la producci?n de prote?nas en las bacterias, un hallazgo que proporciona nuevos objetivos para el desarrollo de antibi?ticos.

En el estudio, los investigadores Sean Studer y Simpson Joseph, del Departamento de Qu?mica y Bioqu?mica de la Universidad de California en San Diego (UCSD) han revelado c?mo las instrucciones del ARN mensajero para hacer una prote?na son desplegadas en una c?lula bacteriana, de modo que pueden ser le?das por la maquinaria productora de prote?nas de la c?lula. En vista de que el despliegue de las instrucciones es un paso esencial en la elaboraci?n de una prote?na, los investigadores afirman que los medicamentos dise?ados para interferir en este paso se convertir?an en antibi?ticos ideales.

"Con el aumento de las caracter?sticas de resistencia a los antibi?ticos en las bacterias, hay una crisis en el manejo y tratamiento de estas infecciones en todo el mundo", alerta Simpson Joseph. "Nuestros resultados proveer?n datos clave para desarrollar nuevos antibi?ticos que tomen como blanco al proceso de despliegue del ARN mensajero en bacterias causantes de enfermedades".

El ARN mensajero (ARNm) alimenta con instrucciones a un ribosoma (f?brica de prote?nas en una c?lula), como una cinta lo hace a trav?s de un teletipo. All? las instrucciones del ARN son le?das y una prote?na es ensamblada. El proceso pasa por tomar los bloques de construcci?n de amino?cidos de uno en uno. Sin embargo, el ARNm es usualmente doblado como el origami. Hasta ahora, los cient?ficos no entend?an c?mo el ARNm en las bacterias era desdoblado de manera que pudiera ser le?do por el ribosoma.

"Se sabe desde hace unos diez a?os que en los humanos y otros organismos complejos hay un mecanismo especializado de desenrollamiento que requiere un determinado n?mero de prote?nas diferentes trabajando en cooperaci?n", explica Studer. "Pero el proceso no es el mismo en las bacterias, y, si bien hay una gran cantidad de documentaci?n cient?fica sobre la s?ntesis de prote?nas en las bacterias, el paso del despliegue es un aspecto que se ha pasado por alto".

Con el prop?sito de determinar qu? factores eran necesarios para que se produjera el proceso de despliegue, Joseph y Studer dise?aron una prueba que empleaba fluorescencia para detectar cu?ndo una hebra de ARNm se desenrollaba. Prepararon el ARNm con diferentes mol?culas fluorescentes fijadas en ambos extremos. Cuando el ARNm era enrollado sobre s? mismo, las dos mol?culas fluorescentes quedaban muy cerca una de otra y pod?an intercambiar energ?a, lo que ocasionaba un cambio en el color de la fluorescencia detectada. El despliegue del ARNm separaba las mol?culas fluorescentes e imped?a el cambio de color.

El test de la fluorescencia mostraba que el ARNm no se desplegaba en presencia de ribosomas solamente. Joseph y Studer descubrieron que el despliegue requer?a una prote?na llamada "initiation factor 2" (factor de iniciaci?n 2), as? como tambi?n la mol?cula "initiator tRNA", una mol?cula que porta el primer amino?cido de la prote?na descrita por las instrucciones del ARNm. Por a?adidura, el ARNm debe contener una peque?a regi?n, la secuencia Shine-Dalgarno, que le permite unirse al ribosoma.


?Recomienda esta p?gina a tus amigos!
cortesia de miarroba.com






(0)  | Enviar