GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Domingo, 05 de noviembre de 2006
Un equipo de investigadores ha encontrado por vez primera tar?ntulas que pueden producir seda en sus patas, adem?s de en las estructuras localizadas en su abdomen, un descubrimiento con implicaciones profundas con respecto al motivo inicial por el que las ara?as empezaron a producir seda.

El equipo de cient?ficos que hizo este descubrimiento trabaj? con tar?ntulas cebra de Costa Rica. Los investigadores comprobaron que las tar?ntulas secretan seda por unas "espitas" en sus patas, lo que les permite aferrarse mejor a las superficies. Hasta ahora, s?lo se sab?a que las ara?as hilan seda por las estructuras localizadas en su abdomen, con el prop?sito de usar dicha seda para formar tejidos destinados a su protecci?n y para capturar presas, pero no para su locomoci?n.

Si los investigadores hallan que otras ara?as, adem?s de estas tar?ntulas, tienen la habilidad de segregar seda de sus patas, esto podr?a representar un cambio dr?stico en la hip?tesis evolutiva com?nmente aceptada con respecto al origen de la seda de la ara?a. Podr?a significar que la producci?n de seda se origin? en los pies para aumentar la tracci?n, diversific?ndose despu?s hacia la capacidad de secretar seda desde el abdomen.

Los investigadores situaron a las tar?ntulas en una superficie vertical de vidrio. Aunque habitan en el suelo, estas ara?as normalmente pueden agarrarse a las superficies verticales usando miles de vellos espatulados y garras peque?as. Sin embargo, los cient?ficos notaron que cuando las ara?as empezaron a resbalar hacia abajo, produjeron seda en sus cuatro pares de patas, lo que les permiti? adherirse al vidrio durante m?s de 20 minutos. Las secreciones de seda eran claramente visibles en el vidrio. Usando microscop?a electr?nica, los cient?ficos tambi?n pudieron ver las aperturas en las patas, muy similares a las espitas productoras de seda de las estructuras abdominales de secreci?n.

El pr?ximo paso, seg?n Adam Summers, profesor de ecolog?a y biolog?a evolutiva en la Universidad de California en Irvine, es investigar si la seda producida por las patas es igual que la producida por las estructuras localizadas en su abdomen. Muchas ara?as pueden generar siete tipos diferentes de seda. Los cient?ficos buscar?n los genes involucrados en la producci?n de seda de las patas, compar?ndolos con la familia de los genes que controlan la producci?n de seda en las estructuras localizadas en su abdomen, para poder determinar mejor si la seda se us? originalmente para la tracci?n, o si ?se era un uso secundario que vino despu?s.

Otros colaboradores del estudio han sido Stanislav Gorb del Instituto Max Planck para Investigaci?n de Metales en Alemania; Senta Niederegger de la Universidad Friedrich Schiller de Jena en Alemania; Cheryl Hayashi de la Universidad de California en Riverside; Walter Votsch del Instituto Max Planck para la Biolog?a Del Desarrollo en Alemania; y Paul Walther de la Universidad de Ulm en Alemania.
(0)  | Enviar