GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Martes, 23 de enero de 2007
La estaci?n espacial internacional ha vuelto a recibir suministros procedentes de la Tierra, gracias a la llegada de la cosmonave Progress M-59. El veh?culo ser? descargado parcialmente por la tripulaci?n del complejo durante los pr?ximos d?as.

El 16 de enero, dejaba la estaci?n la vieja nave de carga Progress M-57 (22P). Abandonando su puerto de atraque en el m?dulo Pirs a las 23:29 UTC, cargada de basura, fue llevada a una reentrada destructiva sobre la atm?sfera terrestre unas tres horas despu?s. Las autoridades rusas dieron entonces la luz verde para el lanzamiento de su sucesora, la Progress M-59 (359, 24P), que despeg? a las 02:12 UTC del 18 de enero, desde el cosm?dromo de Baikonur. Su cohete Soyuz-U la transport? correctamente al espacio, con su carga de m?s de 2,5 toneladas de suministros para los habitantes de la estaci?n. La cosmonave, cuyo lanzamiento celebra tambi?n el 100 aniversario del nacimiento de Sergei Korolev, uno de los padres de la cosmon?utica y principal ingeniero jefe del programa espacial sovi?tico en los a?os 50 y 60, deb?a llegar al complejo orbital durante la madrugada del s?bado 20 de enero. Korolev, cuyo retrato se encontraba dibujado en el carenado del cohete, naci? el 12 de enero de 1907.

La Progress (24P) se acopl? como estaba programado al m?dulo Pirs a la 01:59 UTC del d?a 20 de enero, tras un viaje de dos d?as sin incidentes. La uni?n se efectu? de forma autom?tica, por lo que los astronautas, que estaban preparados para cualquier eventualidad, no tuvieron que intervenir con el sistema de control remoto TORU. A diferencia de su antecesora, la M-59 pleg? como estaba previsto su antena de navegaci?n Kurs 50 metros antes del punto de acoplamiento. Mike L?pez-Alegr?a y Mikhail Tyurin saldr?n al exterior a finales de febrero precisamente para intentar plegar manualmente dicha antena en la Progress M-58, para que pueda desengancharse de forma segura en abril.

Tras el acoplamiento, la tripulaci?n abri? las escotillas entre la nave de carga y la estaci?n. Se desactivaron los sistemas y se inici? la descarga de los contenidos, que consiste en combustible para el segmento ruso del complejo, ox?geno, recambios, aparatos para experimentos y componentes para los sistemas de soporte vital.

Durante la semana previa a la llegada de la cosmonave, los astronautas han continuado su programa de mantenimiento y experimentos cient?ficos. Los dos americanos han anotado de forma precisa lo que comen y beben, adem?s de recoger muestras de sangre y orina, para un trabajo m?dico en el ?mbito de la nutrici?n. El objetivo es averiguar c?mo procesa el cuerpo humano los nutrientes en ingravidez.

L?pez-Alegr?a ha reemplazado algunos componentes del analizador de sustancias org?nicas en la atm?sfera de la estaci?n, los cuales hab?an alcanzado su fecha de caducidad. Por su parte, Williams trabaj? en el estudio de los efectos de varios niveles de gravedad (gracias a una centrifugadora) en el desarrollo de las ra?ces de las plantas. Se trata de un experimento interesante porque ayudar? a cultivar vegetales comestibles durante misiones espaciales de larga duraci?n.

El ruso Tyurin ha recogido informaci?n sobre la p?rdida de densidad de los huesos y los m?sculos en el entorno espacial, utilizando una bicicleta est?tica.

Los tres habitantes de la ISS participar?n en sucesivas reuniones virtuales con equipos de tierra para preparar el pr?ximo objetivo en la puesta a punto del complejo. Se efectuar?n tres paseos espaciales a partir del 31 de enero para continuar ajustando el uso del sistema de refrigeraci?n recientemente activado, as? como para preparar el traslado del segmento P6 de paneles solares.
(0)  | Enviar