GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Domingo, 04 de febrero de 2007
Las extra?as caras dibujadas en las primeras piezas de alfarer?a realizadas en el Pac?fico Sur, hace m?s de tres mil a?os, han sido todo un misterio para los cient?ficos. Ahora, su b?squeda de una explicaci?n puede haber concluido con la investigaci?n realizada por dos antrop?logos.

Los objetos que los antrop?logos que trabajan en el Pac?fico llaman alfarer?a "Lapita", han sido encontrados en m?s de 180 lugares de islas tropicales localizadas en un gran arco del Pac?fico suroeste, desde Papua Nueva Guinea hasta Samoa. Durante mucho tiempo, los expertos han estado estudiando los rostros que en ocasiones aparecen en antiguas vasijas de esa clase de alfarer?a, llegando a la conclusi?n de que son ciertamente humanos en su apariencia, y han sido considerados como una se?al de que los habitantes de aquella ?poca en las islas del Pac?fico adoraban a sus ancestros.

John Terrell, conservador de Antropolog?a del Pac?fico en el Museo Field, y Esther M. Schechter, investigadora en el Departamento de Antropolog?a del Museo Field, han reunido evidencias de varias clases que, valoradas en su conjunto, conducen a una visi?n radicalmente diferente de la vida religiosa de los habitantes del Pac?fico Sur hace 3.000 a?os. La mayor?a de estas caras misteriosas, seg?n argumentan, pueden representar tortugas marinas. Adem?s, tales im?genes en cer?mica pueden estar mostr?ndonos las ideas sostenidas por los antiguos habitantes de esas islas acerca del origen de la humanidad.

Terrell y Schechter sostienen que las evidencias que han reunido tambi?n muestran que esas ideas religiosas no murieron cuando los habitantes del Pac?fico dejaron de hacer alfarer?a Lapita hace unos 2.500 a?os. No s?lo han identificado este expresivo simbolismo en la alfarer?a prehist?rica desenterrada algunos a?os atr?s por Terrell y otros arque?logos en el norte de Nueva Guinea, sino que tambi?n han encontrado este tipo de iconograf?a en cuencos y platos de madera recolectados entre los pobladores actuales de esta regi?n, que ahora son custodiados en las abundantes colecciones antropol?gicas del Museo Field.

El descubrimiento de Terrell y de Schechter sugiere que el folclore popular registrado por otros en estas costas a principios de la d?cada de 1970, espec?ficamente una historia acerca de una gran tortuga marina (la madre de todas las tortugas marinas) y los or?genes hace mucho tiempo de la primera isla, el primer hombre, y la primera mujer, podr?a tener miles de a?os. Esta leyenda puede haber sido espiritualmente tan importante en el pasado lejano de esa cultura isle?a como la historia b?blica de Ad?n y Eva lo ha sido en la tradici?n judeo-cristiana.
(0)  | Enviar