GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

S?bado, 10 de febrero de 2007
Un componente de la contaminaci?n ha estado disminuyendo los efectos de otro, pero a medida que la emisi?n de part?culas se mitigue, su desaparici?n de la atm?sfera desenmascarar? el verdadero impacto del calentamiento global. ?sta es la conclusi?n de un nuevo estudio.

Uno de los par?metros que permiten que la Tierra pueda sostener a la vida es su capacidad de reflejar la radiaci?n solar, pero hasta el presente no se ha podido desarrollar una teor?a que explique c?mo el planeta puede alcanzar o mantener su reflectividad, o albedo.

El cient?fico V. Ramanathan del Instituto Scripps de Oceanograf?a en la Universidad de California en San Diego reclama que este tema merece una seria atenci?n por el grueso de la comunidad cient?fica. A medida que esas dos consecuencias de la poluci?n, el calentamiento global y el oscurecimiento global, influyan sobre el clima terrestre, sus efectos combinados podr?an amenazar las condiciones hoy ?ptimas para la vida, de una forma que resultase dif?cil de detectar con suficiente antelaci?n.

Los porcentajes de luz solar que hoy son reflejados desde la superficie terrestre y desde la atm?sfera var?an en un amplio rango. La nieve fresca y algunas nubes, por ejemplo, pueden poseer albedos mayores que un 50 por ciento, en tanto que superficies oscuras, tales como la superficie marina, pueden llegar a reflejar menos del 5 por ciento de la luz que incide sobre ellos. Las nubes, por s? solas, como promedio, duplican el albedo planetario. La tierra y la atm?sfera mantienen un albedo que oscila alrededor del 29 por ciento.

Si el albedo de la Tierra se incrementara en s?lo un tres por ciento, el cambio clim?tico resultante lanzar?a al planeta a una era glacial. Una disminuci?n del tres por ciento podr?a activar un calentamiento tan severo como el equivalente al que causar?a un aumento en seis veces del di?xido de carbono atmosf?rico, una elevaci?n mucho m?s grande que lo previsto en cualquier modelo clim?tico.

El calentamiento y el oscurecimiento globales tienen el potencial de alterar el albedo promedio de la Tierra, a trav?s de complejos efectos clim?ticos de retroalimentaci?n. Ramanathan sugiere que existen evidencias de que ya est?n produci?ndose estos efectos.

En el pasado siglo, las actividades industriales y agr?colas generaron una emisi?n considerable de part?culas s?lidas hacia la atm?sfera. La adici?n de holl?n y otros aerosoles en el aire ha oscurecido al planeta limitando la cantidad de radiaci?n solar que alcanza la superficie. Este fen?meno tambi?n impacta sobre la salud humana, al exponer la gente al smog, y castiga a la agricultura limitando la producci?n de nubes de lluvia.

La actividad humana tambi?n ha introducido en la atm?sfera cantidades de di?xido de carbono sin precedentes, provocando que ?sta atrape m?s calor y retenga mayor cantidad de vapor de agua. Despu?s de predecir correctamente en 1980 que el calentamiento global ser?a detectable alrededor del a?o 2000, Ramanathan observ? al final de este per?odo de veinte a?os que la dimensi?n del calentamiento alcanzaba aproximadamente la mitad de lo que hab?a predicho. Esta demora en la tendencia al calentamiento es ahora atribuida al contraefecto de enfriamiento causado por el oscurecimiento global, como lo respaldan los datos recogidos hasta la fecha.

?Pero qu? ocurrir? cuanto esta fuerza de signo contrario sea eliminada? Las naciones occidentales ya han logrado grandes ?xitos en reducir la contaminaci?n por part?culas, y Ramanathan cree que las naciones en desarrollo pronto podr?n seguirlas. A medida que esta forma de contaminaci?n sea eliminada, su efecto enmascarador sobre el verdadero impacto del calentamiento global tambi?n cesar?. ?l predice una aceleraci?n de la tendencia al calentamiento en las pr?ximas d?cadas, pero el efecto que traer? sobre la formaci?n de nubes, los ciclos hidrol?gicos y otros eventos que afectan al albedo, es todav?a desconocido.
(0)  | Enviar