GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Domingo, 25 de marzo de 2007
Galaxias hechas casi por completo de materia oscura est?n diseminadas entre las normales, aunque por sus singulares caracter?sticas no sea f?cil detectarlas. Ahora se ha propuesto un modelo te?rico que explica, al menos en parte, su enigm?tico origen.

Estas galaxias fantasmales est?n esparcidas por el universo. Diferentes a las normales, estos sistemas extremos contienen muy pocas estrellas y est?n casi desprovistos de gas. La mayor parte de la materia luminosa, tan com?n en la mayor?a de las galaxias, ha sido arrancada de ellas, dejando s?lo una "sombra" de materia oscura. Estas intrigantes galaxias (conocidas como enanas esferoidales) son tan tenues en brillo que, aunque los investigadores creen que existen en todo el universo, s?lo aquellas lo bastante cerca de la Tierra han sido observadas hasta ahora. Y hasta hace poco no se hab?a propuesto ning?n modelo cient?fico sobre su origen que pudiera explicar simult?neamente su excepcional contenido de materia oscura y su propensi?n a existir s?lo en la proximidad de galaxias mucho m?s grandes.

Ahora, Stelios Kazantzidis (de Instituto Kavli para la Astrof?sica de las Part?culas y la Cosmolog?a, en la Universidad de Stanford), Lucio Mayer (de la Universidad de Zurich, en Suiza), Chiara Mastropietro (de la Universidad de Munich en Alemania) y James Wadsley (de la Universidad McMaster en Canad?) han desarrollado una explicaci?n de c?mo una galaxia llega a ser dominada por la materia oscura.

Usando supercomputadoras para crear nuevas simulaciones de la formaci?n de galaxias, Kazantzidis y sus colaboradores encontraron que una galaxia dominada por la materia oscura empieza su vida como un sistema normal. Pero cuando se acerca a una galaxia mucho m?s masiva, se topa simult?neamente con tres efectos ambientales (la presi?n, una marea gravitatoria a gran escala y el fondo c?smico ultravioleta) que la acaban dejando integrada casi exclusivamente por materia oscura.

Hace unos diez mil millones a?os, cuando los progenitores ricos en gas de las galaxias dominadas por la materia oscura entraron inicialmente en la V?a L?ctea, el universo estaba caliente por una radiaci?n denominada fondo c?smico ultravioleta. A medida que una peque?a galaxia sat?lite viajaba a lo largo de su camino el?ptico alrededor de una galaxia mucho m?s masiva, esta radiaci?n hac?a que los gases dentro de la galaxia m?s peque?a se calentaran mucho m?s. Este estado permit?a que un efecto de presi?n, comparable en cierto modo al roce que un objeto experimenta cuando se mueve a gran velocidad a trav?s de la atm?sfera o cuando al estar inm?vil lo ara?a un viento pertinaz, "erosionase" a la galaxia sat?lite en su trayecto, despoj?ndola de su gas.

Simult?neamente, a medida que la galaxia sat?lite se mov?a m?s cerca del sistema masivo, soportaba la creciente y abrumadora fuerza gravitatoria de la masa mucho mayor de la galaxia principal. Esta fuerza arrancaba las estrellas luminosas de la galaxia m?s peque?a. Con el transcurso de miles de millones de a?os, la galaxia sat?lite pasaba varias veces muy cerca de la galaxia masiva. En cada ocasi?n, sus estrellas sufr?an los efectos del fuerte tir?n gravitatorio de la pesada galaxia vecina, y la galaxia sat?lite perd?a parte de ellas. El proceso acababa despojando a la galaxia sat?lite de casi toda su materia luminosa (gas y estrellas) y dejaba s?lo una "sombra" de materia oscura de la galaxia original.

La materia oscura, como resulta deducible, no era gaseosa y por consiguiente no le afectaba la fuerza de presi?n ni el fondo c?smico ultravioleta. Experiment? el tir?n gravitatorio, pero esta fuerza no bastaba para extraer una cantidad sustancial de materia oscura.
(0)  | Enviar