GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Viernes, 11 de mayo de 2007
A ra?z de lo que desvela una nueva investigaci?n, los m?dicos podr?an contar alg?n d?a con una herramienta adicional para mejorar los tratamientos destinados a dejar de fumar. Esta v?a ser?a adaptar tales tratamientos a la composici?n gen?tica individual de cada paciente, reforz?ndolos en ciertos casos.

Investigadores del Centro M?dico de la Universidad Duke y del Instituto Nacional de Consumo de Drogas en Estados Unidos, examinaron el genoma de fumadores, y encontraron que variaciones en 221 genes diferencian a los fumadores que tuvieron ?xito en dejar el vicio de aquellos que no lograron dejarlo.

La esperanza a largo plazo es que identificar estas variaciones gen?ticas en los fumadores servir? para ayudar a determinar qu? tipo de tratamiento ser?a el m?s efectivo en cada caso. Conocer las caracter?sticas gen?ticas de cada fumador podr?a indicar cu?n intensamente necesita ser tratado. Las personas que est?n teniendo problemas en dejar el h?bito a causa de sus genes, podr?an necesitar un tratamiento m?s espec?fico para lograr imponerse a su adicci?n, y no ser su dificultad s?lo cuesti?n de "fuerza de voluntad".

Ahora los investigadores tienen m?s evidencias de que hay una base biol?gica no s?lo para la adicci?n, sino tambi?n para la capacidad de un fumador de dejar con ?xito la adicci?n. Cada vez est? m?s claro que hay tanto una base ambiental como una base biol?gica para la adicci?n y la capacidad de vencer tal adicci?n. Los profesionales que se ocupan de aconsejar terapias para ayudar a fumadores a vencer el mal h?bito deben prestar mucha atenci?n a ambos factores.

Los investigadores estudiaron 520.000 genes individuales tomados de muestras de sangre de fumadores y no fumadores. Al comparar los genes de los fumadores con los de aquellas personas que hab?an dejado exitosamente de fumar, encontraron agrupaciones de resultados positivos en 221 variantes gen?ticas presentes s?lo en los ex-fumadores exitosos.

Los investigadores conocen la funci?n de 187 de los 221 genes que identificaron, mientras que las funciones de las variantes restantes todav?a est?n por determinar.

Tambi?n encontraron que al menos treinta de los genes que hab?an sido identificados previamente como involucrados en la dependencia de otras drogas intervienen asimismo en la dependencia a la nicotina. Estos hallazgos brindan un mayor apoyo a la idea de que la dependencia a la nicotina comparte algunas vulnerabilidades gen?ticas comunes con las adicciones a otras drogas legales e ilegales.

Algunos de los genes espec?ficos identificados podr?an aportar explicaciones sobre por qu? ciertas personas parecen tener una susceptibilidad especial a la adicci?n, y por qu? otras logran con m?s facilidad dejar estos h?bitos nocivos.

Por ejemplo, uno de los genes identificados controla la producci?n de mol?culas de adhesi?n, las cuales resultan cruciales en la tarea de orientar las conexiones entre las neuronas individuales. Los fumadores cuyas conexiones entre neuronas no est?n funcionando adecuadamente pueden ser m?s vulnerables a la adicci?n y tener que afrontar un proceso mucho m?s duro para vencerla.

Otros genes identificados intervienen en el control de c?mo las personas responden al estr?s.

Estos hallazgos abren nuevas posibilidades de encontrar objetivos espec?ficos para los tratamientos.
(0)  | Enviar