GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

S?bado, 25 de agosto de 2007
Un estudio de la Universidad de Cornell acerca de secuencias del genoma en afroamericanos, euroamericanos y chinos, sugiere que la selecci?n natural ha causado el cambio de alrededor del 10 por ciento del genoma humano en algunas poblaciones durante los ?ltimos 15.000 a 100.000 a?os, cuando comenz? a migrar gente desde ?frica.

En el estudio, se buscaban ?reas en las cuales la mayor?a de los miembros de una poblaci?n mostraran los mismos cambios gen?ticos. Por ejemplo, los investigadores encontraron evidencia de selecci?n reciente sobre genes de la pigmentaci?n de la piel, proporcionando los datos gen?ticos para apoyar las teor?as propuestas por antrop?logos durante d?cadas de que a medida que los humanos anat?micamente modernos emigraron de ?frica y experimentaron climas diferentes, incluyendo distintos niveles de radiaci?n solar, sus colores de piel se adaptaron a los ambientes nuevos.

Sin embargo, el estudio no encontr? evidencia alguna de diferencias entre los grupos geogr?ficos, en cuanto a genes que controlan el desarrollo del cerebro, lo que resta credibilidad a teor?as propuestas en el pasado que sosten?an, entre otras cosas, la existencia de tales diferencias.

Estudios anteriores en la Universidad de Cornell y en otras instituciones han buscado se?ales de selecci?n (la divergencia de genes con respecto a un ancestro com?n de millones de a?os atr?s) comparando un humano individual con un chimpanc? o un rat?n, por ejemplo, o comparando la variaci?n de genes codificadores de prote?nas entre humanos con las diferencias entre humanos y un chimpanc?. Pero este nuevo estudio examin? secuencias de genoma que comparaban muchos humanos entre s?, a trav?s del genoma entero, con nuevos y estrictos m?todos estad?sticos que corrigen muchas de las distorsiones tendenciosas potenciales que se deslizan en este tipo de an?lisis.

En el ?ltimo estudio, los investigadores identificaron 101 regiones del genoma humano con una fuerte evidencia de selecci?n muy reciente. Estas regiones incluyen genes que controlan prote?nas que ayudan a las c?lulas musculares a asirse de las c?lulas circundantes (ciertas mutaciones de este gen provocan distrofia muscular), genes que influyen sobre receptores relacionados con la audici?n, genes involucrados en la funci?n y desarrollo del sistema nervioso, genes relevantes para el sistema inmunol?gico, y genes ?tiles para afrontar el shock por calor.

El m?todo de examen gen?tico detect? tambi?n selecci?n para un gen que codifica una enzima involucrada en la digesti?n de la lactosa, az?car presente en la leche. Antes de que los animales comenzaran a ser domesticados, los humanos perd?an la capacidad de digerir la leche despu?s de su infancia. Pero, a medida que emigraron y domesticaron animales, los europeos y otras poblaciones desarrollaron un gen para tolerar la lactosa (y con ello la leche) a lo largo de toda la vida. Este conocimiento ha sido bien establecido en investigaciones previas, de modo que llegar a resultados similares proporcion? una validaci?n interna para la exactitud del nuevo m?todo.

Los autores de este estudio hacen notar que la investigaci?n no declara que alg?n grupo ?tnico sea m?s evolucionado o est? mejor adaptado que otro. Lo que muestra es que, a medida que el hombre ha poblado el planeta, ha existido en el nivel gen?tico una fuerte presi?n selectiva sobre mutaciones fortuitas que permiten la digesti?n de una nueva fuente de alimento o la tolerancia de la infecci?n de alg?n agente pat?geno que la poblaci?n pudiera no haber afrontado en un medio ambiente previo.
(0)  | Enviar