GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

S?bado, 15 de septiembre de 2007
Los campos el?ctricos generados por equipos de uso habitual, como por ejemplo ordenadores, y el exceso de carga est?tica creada por muchos materiales modernos, pueden ser da?inos para su salud, seg?n una nueva investigaci?n de cient?ficos del Imperial College de Londres.

El estudio indica que la exposici?n prolongada a los campos el?ctricos generados en ambientes interiores cotidianos puede causar mayores riesgos de infecciones y enfermedades respiratorias provenientes de peque?as part?culas a?reas, como al?rgenos, bacterias y virus. El estudio tambi?n ha revelado que tales riesgos pueden ser mucho mayores de lo que se pensaba.

Los autores tambi?n han desvelado que estos campos el?ctricos influyen significativamente en concentraciones localizadas de ox?geno molecular cargado, un tipo de ion a?reo peque?o, que mejora el funcionamiento biol?gico y mata a microbios da?inos.

M?s del 90 por ciento de las part?culas en el aire pueden estar en la gama de tama?os de las que son afectadas por estos campos, menos de un micr?n, o sea 80 veces menos que el grosor de un cabello humano. Aunque pueden permanecer en el aire casi indefinidamente, la deposici?n de estas part?culas min?sculas en los pulmones y en la piel de las personas puede incrementarse grandemente por los efectos del campo el?ctrico, sobre todo cuando los sujetos est?n muy cerca de superficies con cargas opuestas.

La deposici?n en los pulmones de tales part?culas puede incrementarse como resultado de la carga electrost?tica que mantienen, provocando que sean inducidas cargas "espejo" de polaridad opuesta en la superficie neutra de las v?as respiratorias.

Los niveles del campo el?ctrico tambi?n pueden variar con los niveles de humedad del aire. Una humedad relativa por debajo del 20-30 por ciento provoca un incremento notable en el nivel del campo el?ctrico, y en consecuencia un aumento de la incidencia de la deposici?n y de las infecciones.

Los investigadores sugieren que la presencia de tales campos en ambientes interiores puede provocar un incremento significativo en la acumulaci?n de este tipo de part?culas en los pulmones y en la piel de las personas.

Una mayor deposici?n de estas part?culas incrementa la carga t?xica con la que el cuerpo tiene que lidiar, elevando el nivel de contaminaci?n, el riesgo de infecci?n bacteriana y la incidencia de enfermedades tales como el asma. Adem?s, la contaminaci?n de las superficies puede resultar dif?cil de eliminar, debido a que la velocidad de deposici?n de las part?culas se incrementa bajo la acci?n de campos el?ctricos elevados, causando una mayor deformaci?n en el impacto, haci?ndolas adherirse con m?s fuerza en la superficie contra la que impactan.

"Muchos de los factores que pueden provocar campos el?ctricos elevados y una deposici?n y contaminaci?n mayores se encuentran con frecuencia en ambientes de hospitales as? como en edificios donde se notan incidentes del s?ndrome del edificio enfermo", explica Keith Jamieson del Centro para la Pol?tica Medioambiental del Imperial College de Londres, autor principal del estudio.
(0)  | Enviar