GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

S?bado, 29 de septiembre de 2007
25 de Septiembre de 2007.

Un nuevo modelo de Encelado, una luna de Saturno rica en hielo, puede extinguir las esperanzas de encontrar vida all?. Desarrollado por investigadores de la Universidad de Illinois, el modelo explica las observaciones m?s interesantes de la luna sin requerir la presencia de agua l?quida.
Men?ame

Orbitando alrededor de Saturno desde el 30 de Junio del 2004, la nave espacial Cassini ha revelado el paisaje de la regi?n polar sur de Encelado, dominado por un intrincado conjunto de fracturas y cordilleras, una llamativa emisi?n de calor, y sus penachos similares a g?iseres, compuestos por cristales de hielo y gases como metano, nitr?geno y di?xido de carbono. Los penachos son el producto de erupciones desde aberturas localizadas en las grandes fracturas llamadas por su aspecto "rayas de tigre", que atraviesan el polo sur.

Los penachos inspeccionados por la Cassini ten?an una tasa de descarga similar a la del g?iser Old Faithful (Viejo Fiel, en espa?ol) del Parque Nacional de Yellowstone. Denominado "Cold Faithful" (Fr?o Fiel), el primer modelo que se propuso para explicar los penachos suger?a que ?stos taladraban bolsones poco profundos de agua l?quida a trav?s de una corteza de agua congelada.

El a?o pasado, la profesora de geolog?a, y cient?fica planetaria, Susan Kieffer (de la Universidad de Illinois) y sus colegas, propusieron un modelo alternativo al que denominaron "Frigid Faithful" (Fr?gido Fiel). En este modelo, los penachos se originan por la disociaci?n de ciertos compuestos duros de hielo, llamados clatratos, que pueden cubrir Encelado hasta una profundidad de decenas de kil?metros.

"El Frigid Faithful explica cabalmente la composici?n medida, incluyendo los gases no tomados en cuenta por el modelo Cold Faithful", argumenta Kieffer. "Y algo quiz?s m?s importante a?n, es que los penachos del Frigid Faithful podr?an seguir activos muy por debajo del punto de congelaci?n del agua, bajo las fr?gidas condiciones que pueden sospecharse dentro de esta diminuta y helada luna".

Ahora Kieffer, Gustavo Gioia, Pinaki Chakraborty y Stephen Marshak han ampliado el modelo para que tome en cuenta los rasgos tect?nicos y el transporte del calor en el hemisferio sur.

Examinando las deformaciones de la corteza rica en clatratos que contiene una fuente ligeramente caliente enterrada bajo el polo sur, los investigadores demuestran la posibilidad de que un Encelado fr?o, s?lido y sin un interior cambiante como s? lo es por ejemplo el de la Tierra con sus placas tect?nicas, desarrolle fracturas y cordilleras, y transporte calor del modo observado.

Cuando la fuente de calor increment? la temperatura de las profundidades, la corteza rica en clatratos se estir? y extendi? hacia arriba, dando lugar a tensiones en la capa de hielo del polo sur. Como resultado, esa corteza se raj?, formando cuatro fisuras de 130 kil?metros de largo, las conocidas como "rayas de tigre".

Los investigadores estiman que la fuente de calor puede haber estado s?lo 40 grados m?s caliente que el material circundante. En este modelo, las rayas de tigre son an?logas a las grietas formadas en una vasija de porcelana cuando se llena con t? caliente.

Los investigadores estiman que las rayas de tigre cortan la corteza de Encelado hasta una profundidad de aproximadamente 35 kil?metros. Despu?s de formadas las rayas de tigre, los clatratos expuestos en las superficies de las fisuras se descomprimieron. En la descompresi?n, los clatratos expuestos absorbieron calor de la fuente ubicada en la zona profunda y se disociaron de forma explosiva, exponiendo m?s clatratos a la descompresi?n, en un proceso que contin?a actualmente.

Los productos gaseosos de la disociaci?n de los clatratos escapan hacia arriba por las rayas de tigre, transportando calor a la superficie, y ocasionalmente formando penachos.
(0)  | Enviar