GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Viernes, 12 de octubre de 2007
Un nuevo estudio desarrollado por investigadores de la Universidad Estatal de Oreg?n ha identificado un escarabajo, conservado casi perfectamente en ?mbar, que se encontraba en el proceso de emplear repelentes qu?micos para luchar contra un agresor, cuando un flujo de savia cay? sobre ?l y conserv? la escena de la lucha para la posteridad.

Al parecer, el descubrimiento constituye el registro f?sil m?s antiguo de una respuesta de defensa qu?mica, e indica tambi?n que este tipo de mecanismo de protecci?n, ahora com?n en el mundo de los insectos y entre otras especies animales, ha estado presente desde hace m?s de 100 millones de a?os. Es una forma sofisticada de defensa que claramente estaba bien activa mientras los dinosaurios todav?a vagaban por la Tierra.

El escarabajo era un insecto peque?o, con una longitud de aproximadamente medio cent?metro, que deb?a estar en peligro inminente de convertirse en el almuerzo de una cucaracha gigante o alg?n otro insecto con una longitud de entre 5 y 8 cent?metros, a juzgar por la longitud de una antena de ese otro insecto, tambi?n encontrada en el ?mbar. El insecto depredador logr? escapar de la savia o bien fue conservado en un pedazo diferente de ?mbar.

El insecto atrapado en la muestra de ?mbar proveniente del Valle Hukawng, en Myanmar (Birmania) ahora se encuentra extinto, pero la familia de los escarabajos Cantharidae todav?a existe, y a?n utilizan este mismo tipo de mecanismo de defensa qu?mica. Que esta clase de defensa haya sido conservada a trav?s de 100 millones de a?os de evoluci?n demuestra lo bien que funciona.

En el momento de aquella pelea por la supervivencia, el per?odo Cret?ceo Temprano, grandes bestias como los dinosaurios todav?a dominaban la Tierra, pero escabull?ndose bajo ellas estaban los primeros mam?feros y numerosos invertebrados terrestres como los dos insectos protagonistas de esta pelea. Los escarabajos Cantharidae, entonces y ahora, eran omn?voros y se alimentaban de los ?fidos, de otros insectos diminutos, o del polen de las plantas, por citar algunos de sus recursos alimenticios. Entre otras cosas, este descubrimiento hace retroceder la existencia conocida de este tipo de escarabajo en aproximadamente 60 millones de a?os. Y en esa distante ?poca, ya hab?an desarrollado formas de defenderse.

Este escarabajo era capaz de exudar una sustancia qu?mica pegajosa que ten?a un efecto irritante sobre los cuerpos de sus potenciales depredadores y los hac?a marcharse y dejarlo tranquilo. Pod?a incluso controlar la direcci?n de la defensa; en otros t?rminos, producir?a la sustancia s?lo en su lado trasero izquierdo si fuera desde aqu? de donde proviniera el ataque.

Evolucionando a partir de estos antiguos tipos de mecanismos de defensa, los insectos modernos tienen ahora una amplia gama de arsenales qu?micos defensivos.

En los insectos, estos tipos de mecanismos defensivos son a menudo fundamentales para su supervivencia.