GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

S?bado, 20 de octubre de 2007
Gracias a nuestra gran Luna, que nos estabiliza, el eje de rotaci?n de la Tierra siempre est? inclinado en aproximadamente 23 grados. La inclinaci?n de Marte, sin embargo, puede variar tanto como 10 grados a partir de sus 25 grados actuales. Estos cambios tan acusados causan grandes variaciones en la cantidad de luz del Sol que alcanza diferentes partes de Marte, por lo que inmensas cantidades de hielo se desplazan entre los polos y el resto del planeta cada 120.000 a?os. Esos tambaleos provocan eras glaciales que son mucho m?s severas que las desatadas en la Tierra. Un enigma sobre tales eras en Marte podr?a quedar explicado por una nueva teor?a.

En el siglo XIX, se descubri? que la Tierra ha experimentado eras glaciales. En los ?ltimos a?os, sondas espaciales han descubierto que Marte tambi?n, y con un enigma que no ha sido f?cil de explicar: ha perdurado m?s hielo lejos de los casquetes polares que lo esperado. Se piensa ahora que lo que queda es una combinaci?n del hielo viejo de la ?ltima gran glaciaci?n y el hielo m?s joven que se form? despu?s por un mecanismo del todo diferente al responsable de la formaci?n de hielo en la Tierra.

La nueva teor?a del astr?nomo Norbert Schorghofer de la Universidad de Hawai aporta una perspectiva esclarecedora sobre las vicisitudes de las inmensas ?reas ricas en hielo, que una vez constituyeron gran parte de la superficie de Marte. Hace alrededor de 4 ? 5 millones de a?os, los hielos se acumularon por extensas nevadas fuera de los casquetes polares marcianos. La nueva teor?a describe lo que le pas? a este hielo cuando el eje de rotaci?n de Marte continu? oscilando.

La temperatura de la superficie y la humedad atmosf?rica cambiaron debido a la variaci?n en la incidencia de la luz solar. Cuando el clima se volvi? seco, los hielos retrocedieron a una mayor profundidad o desaparecieron por completo excepto en las latitudes m?s altas. El polvo contenido en el hielo en retirada acab? cubriendo al hielo restante, haciendo que ?ste ya no resultase visible en la superficie.

Se ha detectado tanta cantidad de este hielo subterr?neo, que se ha considerado que su ?nico origen cre?ble es a partir de nevadas masivas. Sin embargo, la teor?a de Schorghofer sugiere que mucho de ese hielo de las nevadas se ha perdido posteriormente al pasar a la atm?sfera. Y que ha sido reemplazado por una nueva capa de hielo, formada no como consecuencia de nevadas, ya que el clima se hab?a vuelto menos h?medo, sino por la difusi?n de vapor de agua hacia el suelo. El vapor atmosf?rico puede congelarse dentro de la tierra.

A medida que la inclinaci?n del eje del planeta hacia el Sol aumentaba y disminu?a, el clima sigui? cambiando entre seco y h?medo, causando muchos ciclos de retirada y formaci?n del hielo. Hoy coexisten en los suelos marcianos dos tipos de estructuras de hielo: la vieja capa masiva de hielo y la muy reciente tierra con el vapor atmosf?rico congelado dentro.
(0)  | Enviar