GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Lunes, 22 de octubre de 2007
WASHINGTON (Reuters) - Una peque?a serie de cambios gen?ticos ayudar?an a explicar por qu? los descendientes de los europeos presentan tantas tonalidades diferentes de cabello, ojos y piel, pero a?n es imposible saber el color de ojos o de pelo de alguien s?lo por su ADN, se?alaron investigadores.

Un equipo de Decode Genetics dijo que sus controles a 7.000 islandeses y holandeses revelaron 60 mutaciones gen?ticas distintas que est?n relacionadas con el color del cabello, los ojos y la piel.

Al igual que en estudios anteriores, ninguna variaci?n o conjunto de mutaciones puede decir si una persona tiene ojos marrones, azules o verdes; pelo casta?o, rubio o pelirrojo, o si su piel es pecosa o no.

Con todo, en un art?culo publicado en la revista Nature Genetics, el equipo de Kari Stefansson, de Decode Genetics, indic? que el nuevo juego de genes ayuda a reducir las opciones y podr?a usarse para estudiar ciertas enfermedades que son muy comunes en las personas con cierta coloraci?n.

"Desde hace mucho se cree que antes de las migraciones que permitieron por primera vez la salida de nuestra especie de ?Africa, hace unos 60.000 a?os, las poblaciones humanas ancestrales ten?an piel, ojos y cabello caracter?sticamente oscuros", escribieron los autores.

En Europa, los humanos experimentaron grandes variaciones en la tonalidad de la piel, los ojos y el pelo. Pero la piel y el cabello suelen ser m?s oscuros en las poblaciones cercanas al Ecuador, lo que respalda la idea de que la pigmentaci?n ayuda a proteger de la radiaci?n solar.

No est? claro por qu? las personas que viven en el Norte, no s?lo los europeos sino tambi?n muchos asi?ticos, tienen la piel m?s clara.

"La ventaja funcional m?s obvia de la pigmentaci?n clara de la piel en las latitudes n?rdicas es que facilita la s?ntesis de vitamina D3, pese a los bajos niveles de exposici?n a radiaci?n ultravioleta", a?adieron los expertos.

VARIACIONES MISTERIOSAS

Las grandes modificaciones en el color de los ojos y del cabello entre los europeos son a?n m?s misteriosas.

No obstante, el equipo de Stefansson hall? evidencias de que esos cambios son fuertemente transmisibles, por lo que las personas que los poseen son m?s propensas a reproducirlos y pasarlos a sus hijos.

Esto se deber?a a que proporcionan una ventaja de supervivencia o simplemente a que a las personas les gustan estos rasgos y tienden a elegir parejas con esas caracter?sticas.

Los investigadores descubrieron 60 polimorfismos nucle?tidos individuales (SNP por su sigla en ingl?s) relacionados con el cabello rojo, rubio o casta?o, los ojos marrones, azules o verdes, las pecas y la sensibilidad de la piel a la luz solar.
(0)  | Enviar