GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Viernes, 02 de noviembre de 2007
Seg?n sugiere un nuevo estudio, el CO2 no caus? el fin de la ?ltima edad de hielo como se ha venido creyendo por las deducciones hechas a partir de los registros obtenidos de n?cleos de hielo.

Las temperaturas de las profundidades marinas aumentaron aproximadamente 1.300 a?os antes de que lo hiciesen las de las aguas oce?nicas superficiales tropicales, y tambi?n antes de que se produjera el aumento en la cantidad de CO2 atmosf?rico, seg?n los resultados del estudio. El hallazgo hace pensar que el incremento en el gas de efecto invernadero fue probablemente un resultado del calentamiento y que aunque luego pudo haber acelerado la fusi?n, no fue la principal causa de ?sta.

El trabajo no cuestiona el hecho de que el CO2 desempe?a un papel clave en el clima. "No quiero que nadie pueda pensar que esto es una evidencia de que el CO2 no afecta al clima", advierte el ge?logo Lowell Stott de la Universidad del Sur de California, autor principal del estudio. "Lo hace, aunque lo importante es que el CO2 no es el principio y el final del cambio clim?tico".

Como el aumento en el CO2 atmosf?rico y el fin de las eras glaciales se produjeron aproximadamente al mismo tiempo, los cient?ficos han debatido largamente si el CO2 caus? el calentamiento o si fue liberado despu?s por un mar que ya se estaba calentando.

El CO2 comenz? a aumentar no antes de hace unos 18.000, a?os, seg?n las mejores estimaciones proporcionadas por otros estudios. Pero la nueva investigaci?n muestra que el mar profundo, que refleja las tendencias de las temperaturas oce?nicas, empez? a calentarse hace aproximadamente 19.000 a?os.

Esto significa que una gran cantidad de energ?a entr? en el oc?ano mucho antes del incremento en el CO2 atmosf?rico.

?Pero de d?nde proced?a esta energ?a? Las evidencias apuntan a que vino del sur.

La salinidad del agua y su temperatura son propiedades que pueden usarse para rastrear su origen, y el agua profunda que caus? el calentamiento parec?a provenir del Oc?ano Ant?rtico.

Esta agua se desplaz? hacia el norte mediante las corrientes submarinas bien conocidas del oc?ano profundo, conclusi?n respaldada por la dataci?n mediante carbono.

Adem?s, los investigadores se percataron de que ese aumento de la temperatura en las profundidades marinas coincidi? con la retirada del hielo marino ant?rtico, pues ambos ocurrieron hace 19.000 a?os, antes de que empezara la retirada del hielo en el hemisferio norte.

Finalmente, Stott y sus colegas encontraron una correlaci?n entre el hielo marino ant?rtico que se derret?a, y el aumento en primavera de la radiaci?n solar en la Ant?rtida, sugiriendo que ello podr?a constituir la fuente de energ?a.

A medida que el Sol bombeaba calor, el calentamiento se aceler? debido a la realimentaci?n de los cambios de albedo del sistema hielo-mar: el hielo al retirarse deja expuesta el agua oce?nica que refleja menos luz y absorbe m?s calor.

Adem?s, el modelo de los autores del estudio mostr? c?mo esas nuevas condiciones del oc?ano pudieron haber sido responsables de la liberaci?n de CO2 desde el oc?ano hacia la atm?sfera, acelerando por ende el calentamiento.

La conexi?n entre los ciclos solares y los de las eras glaciales no es nueva. La teor?a de los ciclos de Milankovitch plantea que los cambios peri?dicos en la ?rbita de la Tierra causan una mayor radiaci?n solar en los veranos del hemisferio norte, influyendo sobre el tama?o de la masa de hielo.

Sin embargo, este nuevo estudio sugiere que el "capataz" del ritmo de crecimiento y disminuci?n de la capa de hielo es la primavera del hemisferio sur y no el verano del hemisferio norte.
(0)  | Enviar