GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Lunes, 05 de noviembre de 2007
Investigadores del Museo de Historia Natural de Utah en la Universidad de Utah, y de otras instituciones, que desenterraron restos f?siles de un antiguo dinosaurio herb?voro en las rocas de la Formaci?n Kaiparowits, han anunciado el nombre de la criatura: Gryposaurus monumentensis.

El dinosaurio data del Per?odo Cret?ceo Tard?o, hace 75 millones de a?os.

El Gryposaurus monumentensis es probablemente el mayor dinosaurio del ecosistema fosilizado en dicha formaci?n de 75 millones de a?os de antig?edad. Esta criatura pod?a haber ingerido casi cualquier vegetaci?n con que se tropezara. Contra sus robustas mand?bulas, ning?n vegetal se le pod?a resistir.

En 2002 un equipo del Museo Alf, en Claremont, California, descubri? el yacimiento paleontol?gico que conten?a el cr?neo utilizado para describir la nueva criatura.

No fue sino hasta que los investigadores de Utah empezaron a trabajar con el cr?neo en 2005, cuando la plena importancia del hallazgo comenz? a emerger.

El bien preservado cr?neo carec?a inicialmente de fragmentos importantes de la regi?n de la nariz. Afortunadamente, el museo californiano ten?a una caja llena de huesos erosionados, incluyendo pedazos de hueso nasal, que resultaban cr?ticos para identificar a la criatura.

El gran n?mero de dientes del grueso cr?neo del esp?cimen se encuentra entre los rasgos que hicieron al G. monumentensis un herb?voro tan exitoso, as? como a otros dinosaurios estrechamente relacionados con ?l, provistos de picos parecidos a los de los patos.

En cualquier momento dado, el dinosaurio ten?a m?s de 300 dientes disponibles para dar buena cuenta de la materia vegetal, y 800 en total, ya que dentro del hueso mandibular hab?a en espera numerosos dientes de repuesto.

Mientras que la dieta resulta desconocida, dado el tama?o considerable del animal se supone que los voluminosos dientes y mand?bulas eran usados para cortar y triturar grandes cantidades de materia vegetal dura y fibrosa.

Los dientes podr?an albergar pistas importantes para conocer los h?bitos alimentarios del dinosaurio. El Museo de Utah planea estudiar la composici?n de los dientes del dinosaurio, que cuando se comparen con los de otros dinosaurios herb?voros de la Formaci?n Kaiparowits, ayudar?n a los investigadores a descifrar las diferencias diet?ticas.