GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Jueves, 08 de noviembre de 2007
Investigadores del Instituto Tecnol?gico de Georgia han desarrollado un sensor en miniatura que utiliza membranas de pol?mero depositadas sobre un diminuto disco de silicio para medir los contaminantes presentes en ambientes acuosos o gaseosos. Un conjunto de estos sensores, con capas superficiales diferentes, podr?a emplearse durante pruebas de campo para detectar con rapidez muchos productos qu?micos diferentes.

Dado que este nuevo sensor permite que las muestras de agua y aire sean analizadas en el propio lugar de su procedencia, tiene ventajas sobre las t?cnicas cl?sicas que requieren del an?lisis de las muestras en el laboratorio.

El coraz?n del sensor en forma de disco es una microbalanza que mide la masa de las mol?culas del contaminante.

Cuando los productos qu?micos contaminantes son adsorbidos por la superficie del sensor, un cambio de la frecuencia de vibraci?n de la microbalanza proporciona una medida del cambio de masa asociado.

Esta clase de balanzas, que se mueven entre arriba y abajo como un trampol?n, son comunes para medir la cantidad de un producto qu?mico en fase gaseosa. Sin embargo, las vibraciones mec?nicas de las balanzas que detectan los cambios de masa se ven amortiguadas en los l?quidos produci?ndose con ello una disminuci?n de su sensibilidad. Por eso los investigadores buscaron estructuras cuyas vibraciones fueran menos afectadas por el medio circundante en ese aspecto.

Escogieron un disco de silicio para el sensor. El disco vibra con una frecuencia de resonancia caracter?stica de entre 300 y 1.000 kilohercios, dependiendo de su geometr?a.

Como cada sensor tiene un di?metro aproximado de 200 a 300 micras, o el di?metro medio de un cabello humano; un conjunto de doce sensores mide s?lo unos mil?metros.

Modificando la superficie del transductor de silicio con membranas de pol?meros diferentes, cada sensor se vuelve selectivo para un grupo de productos qu?micos.

Un conjunto de estos sensores, en el que cada sensor est? acondicionado de modo diferente, puede detectar distintos contaminantes en una amplia variedad de entornos que van desde los propios de las aplicaciones industriales hasta los que son objeto de inspecci?n medioambiental o biom?dica.