GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Martes, 07 de octubre de 2008
Una nave de la NASA del tamaño de un automóvil exploró este lunes la superficie de Mercurio, sobrevolando por primera vez un terreno rocoso jamás visto en el planeta más cercano al sol de nuestro sistema, según revelaron los científicos de la misión.

La sonda MESSENGER voló unos 200 kilómetros sobre la zona ecuatorial de Mercurio como parte de su actual exploración del planeta, explicó el científico Ralph McNutt, del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad John Hopkins. Las imágenes iniciales enviadas a la Tierra mostraron precipicios recién descubiertos sobre la superficie de Mercurio, y buena parte de la información recabada por la nave será transmitida hoy, sostuvo McNutt.

"Esto cubre cerca del 30 por ciento del planeta que nunca ha sido visto por una nave antes", sostuvo McNutt en una entrevista telefónica. "Hasta donde podemos ver, todo ha salido tal como debería", agregó. Este es el segundo de tres acercamientos programados antes de que el MESSENGER reingrese a la órbita alrededor de Mercurio. La sonda pasó antes por el planeta el 14 de enero y regresará en septiembre de 2009.

McNutt comentó que la combinación de la información recolectada en enero con la que se espera recibir por el acercamiento de ayer debería dar a los científicos una idea más clara sobre los rasgos topográficos del planeta. La nave arrojó unas 1.200 imágenes durante su último acercamiento.

La investigación de enero mostró que la actividad volcánica jugó un rol crucial en la formación de la superficie de Mercurio y entregó indicios de que el planeta ha sido impactado más de lo que se pensaba. La única ocasión anterior en que Mercurio fue visitado por una sonda fue en 1974 y 1975, cuando el Mariner 10 de la NASA pasó tres veces por el planeta y permitió diseñar un mapa del 45 por ciento de su superficie. El acercamiento en enero del MESSENGER cubrió otro 20 por ciento.

Con el último vuelo, a una velocidad de 23.800 kilómetros por hora y el estudio de un área del tamaño de Sudamérica, sólo el 5 ciento de la superficie de Mercurio seguirá sin ser visto por la sonda, explicó McNutt.


(0)  | Enviar