GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Viernes, 21 de agosto de 2009

Descubren gusanos en las aguas marinas profundas que lanzan "bombas" luminosas 

Los científicos consideran que estas "bombas" luminosas probablemente sirvan para distraer a los depredadores mientras los gusanos escapan, como hacen los calamares con su tinta, aunque deben hacerse nuevos estudios para entender totalmente este fenómeno.

El descubrimiento ha sido publicado por la revista Science en su último número, por Karen Osborn y el resto de su equipo del Scripps Institution of Oceanography de San Diego (EEUU).

Este tipo de lombrices, apodadas "bombarderos verdes", fueron descubiertas en aguas marinas profundas, gracias a un sumergible dirigido por control remoto, frente a la costa Filipinas y la costa oeste de Estados Unidos y México.

En total, se descubrieron siete especies nuevas (cuatro que viven en los fondos marinos y tres a menor profundidad) de las que cinco tienen la capacidad de liberar esas "bombas inusuales".

Los gusanos, de tipo "Phylum annelida", miden entre 18 y 93 milímetros y fueron descubiertos a una profundidad marina de entre 1.800 y 3.700 metros.

El profesor Greg Rouse, uno de los autores del estudio, dijo que las "bombas" son esferas llenas de un fluido que, cuando son expulsadas por el animal, producen un estallido luminoso y brillan de manera intensa durante algunos segundos antes de apagarse lentamente.

El brillo y funcionamiento de estas "bombas" no ha podido ser observado en el hábitat natural de los gusanos, debido a las luces del sumergible, por lo que se ha estudiado en barcos después de haber sido capturados.

La siete especies ahora descubiertas son, en su mayor parte, transparentes, a excepción del intestino, y todas ellas excelentes nadadoras, que usan para desplazarse abanicos de largas cerdas que forman remos de nado.

A la primera especie de las siete descubiertas, los investigadores la han bautizado como "Swima bombiviridis" en referencia a su capacidad natatoria y de lanzar "bombas" verdes.

Rouse indicó que los "bombarderos verdes" son fascinantes desde un punto de vista evolutivo, pues si se comparan con otras especies similares "parece que las bombas fueron anteriormente agallas que evolucionaron a lo largo del tiempo".

"Los parientes de estas especies ahora descubiertas tienen agallas que parecen estar exactamente en los mismos lugares que las bombas", agregó.

Osborn, por su parte, explicó que uno de los aspectos clave del nuevo descubrimiento es que estas nuevas formas de gusanos no son raras, pero que las ocasiones de poder verlos, capturarlos y estudiarlos han sido, hasta ahora, muy escasas debido a su hábitat.

Los autores del artículo indican que su descubrimiento es "un importante recordatorio de lo poco que se sabe actualmente sobre las profundidades del océano".


(0)  | Enviar