GANA DINERO CON TU E-MAIL

 

 

Jueves, 17 de septiembre de 2009

 El grupo de astrónomos halló finalmente un cuerpo celeste fuera de nuestro sistema solar que tiene tierra firme aunque con temperaturas muy elevadas, al estar demasiado cerca de su sol como para permitir la vida como se conoce en la Tierra.

Los científicos conjeturan que para que se dé la vida en otro planeta se necesita una superficie sólida, por lo que hallar una ha sido un avance importante.

"Básicamente nosotros vivimos sobre una roca", dijo uno de los descubridores, Artie Hatzes, director del observatorio Thuringer en Alemania. "Es lo más parecido a la Tierra que hemos hallado hasta ahora, pero está demasiado cerca de su sol".

Está tan cerca, por cierto, que la temperatura en la superficie supera los 1.980 grados centígrados, demasiado como para permitir la vida. Orbita su estrella en sólo 20 horas a una velocidad de 750.000 kilómetros por hora. En comparación, Mercurio, el planeta más cercano al Sol, completa su órbita solar en 88 días.

"Es muy caliente. Lo llaman "el planeta de lava", observó Hatzes.

"Es un descubrimiento decisivo en la búsqueda de vida en el universo", dijo el experto Alan Boss del Instituto Carnegie.

El hallazgo fue publicado en la revista Astronomy and Astrophysics (Astronomía y Astrofísica).

Al planeta, descubierto este año, le dieron el nombre Corot-7b. Los científicos europeos lo observaron numerosas veces para medir su densidad y comprobar que era rocoso como la Tierra. Es un vecino cósmico y orbita una estrella a unos 500 años luz de distancia. Cada año luz equivale a unos 9,66 billones de kilómetros.

En nuestro sistema solar sólo cuatro planetas son rocosos: Mercurio, Venus, la Tierra y Marte.

Asimismo, el tamaño de Corot-7b es el más aproximado a La Tierra en comparación con casi todos los demás planetas hallados fuera de nuestro sistema solar. Su radio es apenas una vez y media superior, con una masa unas cinco veces mayor.

"Ahora que se ha hallado otro planeta rocoso tan cerca de su propia estrella, se renuevan las esperanzas de los científicos de hallar más planetas similares a la Tierra más lejos, donde las condiciones puedan ser más favorables para la vida", dijo Boss.


(0)  | Enviar